El periodista se desligó de la supuesta maniobra del falso abogado al responder preguntas de la Justicia y presentar un escrito de 79 carillas, en el cual aportó como pruebas un chat y sus cuentas bancarias.

El periodista Daniel Santoro negó en los tribunales federales de Comodoro Py haber participado de una supuesta extorsión llevada a cabo por el falso abogado Marcelo D’Alessio contra un despachante de Aduana.

Santoro prestó declaración indagatoria y presentó un escrito ante el juez federal Luis Rodríguez en la causa en la que ya está procesado D’Alessio por tentativa de extorsión a Gabriel Traficante.

El periodista negó haber participado de las maniobras y sostuvo que fue engañado por el falso abogado, al tiempo que respondió todas las preguntas que se le hicieron y formuló un descargo escrito de 79 carillas, en el que sugirió una larga lista de medidas de prueba.

Acompañado por sus abogados Mauricio De Núñez y Guido Sciarreta, le apuntó a Traficante al considerar que está atacando "su derecho constitucional a ejercer el periodismo"

También sostuvo que D’Alessio usó su nombre "sin su conocimiento y, menos, su autorización" y el de otros cuatro periodistas para presionar al empresario, pero Traficante direccionó su acusación hacia Santoro "basándose solo en los dichos del falso abogado".

En la causa también están imputados el suspendido fiscal de Mercedes Juan Ignacio Bidone y el ex agente de la AFI Rolando Barreiro.

La indagatoria duró casi dos horas, en el marco de la investigación de un supuesto intento de extorsión a Traficante a cambio de no involucrarlo en una investigación por contrabando, que se conoce como la "mafia de los contenedores" y que tramita en el fuero Penal Económico.

Al presentar la denuncia, Traficante sostuvo que D’Alessio, quien era vecino suyo, le habría pedido 90.000 dólares a cambio de no involucrarlo y aludió a una publicación periodística donde iban a nombrarlo, algo que finalmente se concretó.

El hecho que se le imputó a Santoro consiste en "haber colaborado con D’Alessio en la extorsión ejercida bajo intimidación sobre Gabriel Traficante" desde el 2 de noviembre de 2016 hasta el 9 de diciembre de ese año aproximadamente con el objeto de obligarlo a que entregue distintas sumas de dinero.

"En ese periodo el imputado publicó dos artículos en el diario Clarín, los cuales fueron utilizados por D’Alessio para ejercer presión sobre Traficante y que este cediera a sus pretensiones", sostuvo la acusación.

El falso abogado le había exigido el dinero a Traficante bajo la excusa de que evitaría, además, que su nombre fuera mencionado en Clarín por Santoro.

Para el juez, la actividad de Santoro habría sido utilizada "para desprestigiar públicamente a Traficante y crear un grado de participación inexistente del mismo en la investigación llevada a cabo ante el fuero penal económico" y "resultó determinante para que D’Alessio ejerciera el engaño y la presión ilícita que afectara a Traficante".

Entre las pruebas presentadas por Santoro figuran un chat que envió al despachante de Aduana antes de publicar su primera nota, en la que le pedía "por favor" que le contestara para tener su versión.

También le ofreció al juez sus cuentas bancarias para que compruebe que nunca recibió dinero de DºAlessio y que también podía investigar que su nivel de vida está acorde a sus ingresos como periodista".

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados