El presidente de la Nación aprovechó el Día Internacional de la Mujer para anunciar el envío de un proyecto de ley que garantice la igualdad de género en el país e igualar el salario con el hombre para un mismo trabajo.

Con algo de oportunismo y, quizás en busca de un legado, el presidente Mauricio Macri aprovechó la conmemoración del Día de la Mujer para anunciar el envío de un proyecto de ley que garantice la equidad de género, la igualdad salarial en el ámbito laboral -con sendas reformas a la ley de contrato de trabajo- y propuestas que complementen las acciones para proteger a las mujeres contra la violencia de género y que estimulen la prevención anticonceptiva para evitar aquellos embarazados no deseados.

En plena ebullición por el debate por el aborto legal y con una agenda de género más que vigente, el Ejecutivo busca sacar rédito político al proponer estas reformas, quizás, como lo hizo el kirchnerismo allá por 2003 con el impulso a los DD.HH. y el juzgamiento de los crímenes de lesa humanidad con las anulación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final.

En los orígenes del macrismo no había tampoco una mirada feminista; como prueba de ello ayer Fabiana Túñez, titular del Instituto Nacional de las Mujeres y ex referente de Casa del Encuentro, bautizó a Mauricio Macri ‘como el feminista menos pensado’.

Con todo, en los próximos días se presentará en el Congreso un proyecto de Ley de equidad de género e Igualdad de oportunidades en el trabajo: el mismo consta de dos reformas a la ley de contrato de trabajo; una es de licencias y la otra sobre el trabajo de la mujer.

En este sentido, Macri en la víspera dijo que ‘no podemos permitir que una mujer gane menos que un hombre, no tiene sentido, no tiene explicación para aquellos que trabajamos día a día con ellas. El salario igualitario que establece la ley tiene que ser una realidad en cada rincón del país, y eso empieza desde el primer trabajo’.

De este modo, las propuestas del Poder Ejecutivo buscan garantizar la equidad de género, de oportunidades y de salario en todos los aspectos de la vida laboral y prohibir cualquier tipo de discriminación por el género o estado civil de las personas.

También elimina cualquier restricción que les impida a las mujeres realizar trabajos fuera del establecimiento laboral, a distancia o teletrabajo y toda traba que existiera para que se desempeñen en algunas industrias.

Apunta a otorgar la misma protección a las mujeres que a los hombres para tareas penosas, peligrosas o insalubres y a garantizar el respeto a la igualdad de género en las asociaciones sindicales.

Promueve extender las licencias para acompañar a las mujeres ante casos de violencia de género y equilibrar el tiempo entre el trabajo y la familia.

En tanto, propone prolongar la licencia por paternidad de 2 a 15 días corridos, establecer 10 días corridos por año de licencia por violencia de género y ampliar las autorizaciones por trámites por adopción a dos días seguidos y hasta 10 en el año.

También extender la licencia para realizar los procedimientos de fertilización asistida a cinco días por año y a 10 en caso de fallecimiento de un hijo.

Propone introducir la posibilidad para todos los trabajadores de acordar una licencia sin goce de sueldo por 30 días con el empleador y que las mujeres puedan reincorporarse a su trabajo después de la maternidad de manera part-time por 6 meses.

LEA MÁS:

Uno de los proyectos permite a los trabajadores que tengan a cargo a niños de hasta cuatro años, programar con su empleador una reducción temporaria de su jornada laboral con una remuneración proporcional.

Estos cambios fomentan la participación de los hombres en las tareas del hogar y la crianza de los hijos, y el acompañamiento a las mujeres víctimas de género.

Además, promueven el apoyo a las familias en procesos de adopción o fertilización asistida y facilitan a madres y padres el regreso al trabajo tras la maternidad o a cargo del cuidado de niños.

Ayer, Túñez, que recibió algunas críticas en redes sociales de referentes feministas cercanas al kirchnerismo por la frase que dedicó a Macri, subrayó que ‘este cambio vino para quedarse’ y afirmó que ‘hoy estamos haciendo lo que había que hacer hacía mucho tiempo, con valentía, con coraje y escuchando a la sociedad’.

‘No queremos flores, bombones, no queremos que nos hagan algún descuento en alguna tienda, lo que queremos son derechos’, enfatizó al tiempo que recordó que ‘el año pasado el gobierno nacional invirtió 900 millones de pesos en políticas de género, y eso es un hecho histórico’.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados