El Gobierno no saben aún qué rumbo tomar respecto a la variante Ómicron del coronavirus, lo que ha generado un debate en el seno de la Casa Rosada.

“Hay posibilidad de que pase cualquier cosa”. La frase pertenece a Gabriela Cerruti, portavoz de la Presidencia. Y se refiere a la situación de las fronteras por la presencia en países vecinos de la variante Ómicron, la última versión del coronavirus que acecha en Europa y podría poner en aislamiento a la población de varios países de ese continente.

El comentario de Cerruti dejó en claro que en el Gobierno no saben aún qué rumbo tomar respecto a la variante Omicron, lo que ha generado un debate en el seno de la Casa Rosada sobre si se la está sobredimensionando o si la están subestimando. Pero lo cierto es que los científicos y los sanitaristas aún no conocen a ciencia cierta el alcance y las consecuencias de la aparición de esta variante del Covid-19.

"No quiero decir nada que no vaya a suceder ni quiero ser alarmista, pero estamos día a día viendo los procesos cómo se están llevando adelante", dijo la vocera en una entrevista radial. Y en seguida aclaró que "todavía no está la variante en la Argentina", aunque subrayó que "esto no quiere decir que no pueda llegar en cualquier momento. A Brasil ya llegó y tenemos las fronteras abiertas totalmente tomando los recaudos del caso y controlando de donde viene la variante que se supone que es de África”.

Mientras, en el Gobierno analizan qué hacer -desde el Ministerio de Salud monitorean permanentemente cualquier situación de sospecha de ingreso de la variante Ómicron-, pero se cuidan de que no parezca que están más preocupados de lo que están.

“Por el momento, no estamos en una situación de riesgo para tomar una medida extrema, pero estamos controlando el tema”, sostuvo Cerruti. Pero advirtió que “la variante está creciendo en el mundo y por lo tanto hay que ser muy prudentes”.

El debate sobre qué hacer con las fronteras está instalado en el Gobierno. Salud y Migraciones insisten en que la variante Delta no ingresó al país por la política de cierre de fronteras, que desde el ala más política incentivaron a abrir por la cercanía con las elecciones.

Ahora lo que se viene es la temporada de verano y si bien desde el Gobierno no promueven los viajes de argentinos al exterior, sí anhelan que lleguen turistas extranjeros y gasten sus dólares en el país. Y eso no ocurrirá si se cierran las fronteras.

En tanto, insisten con la necesidad de incrementar el porcentaje de la población vacunado con dos dosis, como mecanismo principal para frenar el avance del virus y, eventualmente, de la variante Ómicron, aún cuando no se sabe todavía bien qué nivel de efectividad tendrán las vacunas que hoy existen contra la nueva variación del virus.

"El 80 % de las personas mayores de 18 años ya tiene el esquema de vacunación completo, pero los jóvenes se dieron la primera dosis y no se dieron la segunda, lo que es un problema porque vienen las vacaciones y las fiestas de fin de año. Tienen que vacunarse", subrayó Cerruti. Y recordó que “hay 95 millones de dosis en la Argentina, todos se pueden vacunar”.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados