"Debe corregirse esta...penuria salarial y previsional... (porque) este ingreso familiar es el motor del consumo...que...explica el 75% del crecimiento"

El Gobiernoculmina su primer año de mandato habiendo enfrentado de manera correcta la doble pandemia que resultara de la herencia del macriato y el Covid 19.

Respecto a la segunda, el reciente inicio de la etapa de vacunación pone una bisagra decisiva a la estrategia gubernamental que se hizo paso entre la incerteza general y una oposición política y de medios cuyo solo objetivo fue obstruir todo intento de solución a los problemas enormes que supuso y aún supone enfrentar la pandemia más importante de la historia contemporánea.

Para enfrentar la parálisis económica y social inducida por la pandemia el gobierno puso en marcha diversos planes de protección de los ingresos familiares y transferencia de ingresos a sectores sociales y productivos en problemas, cuyos emblemas fueron el Congelamiento de tarifas, el IFE y el ATP que atendieron la necesidad urgente de empresas y familias afectadas por la crisis. El total de la ayuda puesta en juego por el gobierno nacional para enfrentar la pandemia supuso el equivalente a 4,9 puntos de PBI. Inédito en la historia nacional.

Para enfrentar la herencia de los cuatro años de gestión macrista, sin duda el peor gobierno desde la recuperación democrática y probablemente de la historia nacional, el gobierno nacional puso en marcha una exitosa renegociación de deuda con los acreedores privados que gano plazos de pago y supuso un ahorro para la nación de 37.000 millones de dólares.

Por otra parte, logró empalmar jubilaciones y pensiones mínimas con el ritmo de la inflación -que bajó 20 puntos respecto al último año del gobierno de Macri- deteniendo la caída propiciada por el macrismo que supuso en cuatro años la pérdida de 20 puntos de poder adquisitivo en jubilaciones y pensiones, quedando para este año y sucesivos la recuperación del poder adquisitivo perdido y las mejoras respecto al ritmo inflacionario, materia pendiente.

Lo mismo ocurre con salarios. El INDEC mostró que a setiembre del año 2020 los salarios treparon 31,8% y en el mismo lapso la inflación general fue de 37% y en alimentos y bebidas del 41%, mostrando una pérdida neta de 5,2 porcentuales respecto a la inflación, más el arrastre de los 19 puntos de pérdida de poder adquisitivo acumulado por los salarios en promedio durante el macriato.

No sorprende frente a este retraso que una línea de pobreza hoy para un hogar tipo ascienda a $52.000 mensuales, mientras el salario promedio roza los $54.000 y el salario que más se repite en el ámbito formal (público y privado) es de $45.000 mensuales. Un despropósito por donde se lo mire.

Para más penuria y al igual que lo ocurrido con las jubilaciones y pensiones mínimas, el salario mínimo vital y móvil con los aumentos recibidos que se escalonarán hasta marzo del año 2021, no logra superar el monto de la línea de indigencia para un hogar tipo fijada hoy en 22.000 pesos mensuales. Una verdadera calamidad que debe ser subsanada.

Y debe corregirse esta circunstancia de penuria salarial y previsional no solo por un hecho de elemental justicia social en un gobierno peronista, sino porque el 80% de las familias argentinas recibe su ingreso bajo forma de salario, jubilación o pensión y este ingreso familiar es el motor central del consumo doméstico que a su vez explica el 75% del crecimiento económico.

En otras palabras, si queremos abandonar el ya casi lustro de recesión el gobierno nacional debe impulsar la recomposición de los ingresos familiares para lo cual, la agenda que plantó Cristina Kirchner en el estadio Diego Armando Maradona de La Plata es estratégica e imprescindible:

Alinear tarifas, salarios, jubilaciones y precios resulta imprescindible para desandar la herencia macrista, distribuir el ingreso con un patrón progresivo, poner el país a crecer y de paso, ya que estamos, como quien no quiere la cosa, enfrentar con chances de éxito las elecciones de medio mandato fijadas para octubre del año que ya llega. íFeliz año nuevo!

Artemio López: Analista político

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados