Los mandatarios provinciales se envalentonaron con el nuevo escenario político y se unieron para reclamar compensaciones por el impacto fiscal de las "medidas de alivio"

Al calor del resultado electoral, resurgió una puja entre la Nación y los gobernadores opositores que, envalentonados por el nuevo escenario político, reclaman compensaciones por el impacto fiscal de las medidas de "alivio" adoptadas la semana pasada por Mauricio Macri. La controversia, que podría dar pie a un reclamo judicial similar que adoptaron el último martes las provincias petroleras, promete continuar aunque en el oficialismo podrían revisar las cuentas de las jurisdicciones más afectadas económicamente.

19 gobernadores se reunieron en el Consejo Federal de Inversiones (CFI) para repudiar las medidas, la quita del IVA a los productos de la canasta básica y los cambios en Ganancias y Monotributo, que en total estiman en unos $30 mil millones. Esa cifra es rechazada por la Casa Rosada que, no obstante, podría auditar los números de algunas jurisdicciones. En este sentido, Alejandro Caldarelli y Paulino Caballero, funcionarios del ministerio de Interior, negocian con algunos ministros de economía provinciales.

En Balcarce 50 argumentan que la batería de medidas devenidas del salto devaluatorio post elecciones, obligó a este esfuerzo fiscal que, según su mirada, equivale un compartir la pérdida de recursos de "Nación y provincias" de un "50%". Y sostienen que "las medidas son necesarias para paliar la devaluación de la semana pasada en los bolsillos de la gente. El impacto fiscal final de la eliminación de IVA de los productos básicos de la canasta y la medida de ganancias es marginal porque al aumentar las proyecciones de inflación aumenta la coparticipación. Y también las provincias recuperan por el consumo". De hecho, estiman el déficit de las provincias en un 0,2%, mismo porcentaje para las arcas nacionales.

Y las fuentes oficiales chicanean que la reducción del IVA para alimentos está en la plataforma de Alberto Fernández, "que muchos de esos 19 gobernadores que estuvieron en la reunión acompañan políticamente".

ADEMÁS:

Causa Correo Argentino: la Justicia rechazó planteos de nulidad

Cecilia Todesca: "El modelo económico tiene que ser distinto"

Casi en paralelo hubo otra contracumbre en la Residencia de Olivos: el presidente Mauricio Macri compartió un almuerzo con los gobernadores de Juntos por el Cambio: Gustavo Valdés (Corrientes), Gerardo Morales (Jujuy), María Eugenia Vidal (Buenos Aires), y el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta. También participaron del encuentro el senador Miguel Pichetto, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. "Se habló de coyuntura y del impacto de estas medidas. Pero hubo acompañamiento" a las mismas, informó una fuente oficial.

No participó del convite el mendocino Alfredo Cornejo, de viaje por Costa Rica, que igualmente viene teniendo diferencias con la estrategia oficial. El mandatario, candidato a diputado nacional, vela por las elecciones provinciales de septiembre próximo donde Rodolfo Suárez, pupilo de Cornejo, buscará vencer a la dirigente camporista Anabel Fernández Sagasti, que viene con el empuje de la victoria del Frente de Todos en las primarias nacionales.

Con todo, la puja entre la Nación y los gobernadores está influida por la contienda electoral. Los referentes económicos de Alberto Fernández, Guillermo Nielsen y Cecilia Todesca, visitaron al ministro de Economía, Hernán Lacunza, pero como un gesto sin contenido político.

Mientras que los economistas del peronismo se retiraron sin hacer declaraciones, fuentes gubernamentales explicaron que en el encuentro hubo "concidencias en que, más allá de la competencia electoral, no hay que poner en riesgo la estabilidad cambiaria como un bien superior y llevarle tranquilidad a los argentinos", y en este sentido, en "dar garantías para darle estabilidad a la economía". De acuerdo al relato oficial, se avaló también el valor del dólar actual, "que incluso que está por encima del precio equilibro".

También ambas partes dialogaron sobre tópicos como reservas, inflación, energía, precios de los combustibles o la rebaja del IVA a los alimentos y la relación con el FMI y de la deuda.

Vidal, por su parte, se retiró presurosamente de la cumbre en Olivos rumbo la República de los Niños, en las afueras de La Plata, donde congregó a intendentes de Cambiemos y funcionarios provinciales para coordinar fuerzas rumbo al 27 de octubre. Es que en el oficialismo provincial buscarán retener municipios propios donde venció el peronismo unido en las primarias, esto es, Lanús, Morón, La Plata o Junín. Otros distritos, como Quilmes o Pilar, parecieran más difíciles de revertir.

Su contricante en la elección bonaerense, Axel Kicillof, quien le sacó casi 17 puntos en las primarias, también tuvo su cumbre en Avellaneda con intendentes peronistas de la Provincia. Son tiempos de diálogo pero, también, de mucho contraste rumbo a los comicios que definirán el nuevo escenario político.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados