Santiago Olivera fue designado por Su Santidad como el obispo castrense y en enero fue a visitarlo al Vaticano, donde pudo dialogar por espacio de una hora sobre diversas cuestiones, entre las que se destacan el tema del aborto y no visitar la Argentina.

El martes se cumplen cinco años del pontificado de Francisco. Uno de los obispos que nombró, Santiago Olivera, está a cargo del obispado castrense y hace un balance del papado, analiza por qué no vuelve a la Argentina y cuestiona la decisión del gobierno de habilitar el debate por el aborto.

-Hace poco viajó al Vaticano para reunirse con Francisco.

El 10 de enero tuve una audiencia de una hora. Aproveché para comunicarle el hallazgo de esa documentación en la ESMA, le detallé lo que encontré y me alentó a que lo dé a conocer junto al Episcopado.

-¿Y de qué otros temas dialogaron?

Del servicio: en junio asumí como obispo castrense y no tenía contacto con los militares sino que estaba en Cruz del Eje, en la zona del cura Brochero. Ahora me toca recorrer todo el país porque sirvo a las FF.AA. Compartimos cómo estaba viviendo estos primeros meses recorriendo el país, acompañando a los sacerdotes y animando a seguir entusiasmando con el Evangelio. Como él estaba por viajar a Chile y Perú, charlamos de su misión.

-¿Se manifestó preocupado por lo que ocurre en el país?

No hablamos mucho del país, sino que le conté de mis viajes a Río Gallegos, a Puerto Belgrano, le agradecí la carta que le mandó a los familiares de los marinos del ARA San Juan y le conté sobre la realidad del obispado castrense.

-¿Le molesta que en Argentina se lo asocie a la rosca política?

Es molesto. Al Papa le hubiese gustado venir y confío en su sabiduría. Aquí tenemos algunos que fueron a verlo y sólo por eso se convierten en sus voceros, son cosas que no hay que hacer. Algunos intentan ponerlo en un sector (político). Pero él va a estar cerca de los pobres, bregando para que los que tienen menos tengan una vida digna, para que los que estén incómodos estén cómodos. Si no viene habría que preguntarle a él por las razones. No están dadas las condiciones, según lo que dice.

LEA MÁS:

-¿Le dijo eso, que no están dadas las condiciones?

No lo sé, por problemas de agenda. Francisco pone su mirada en los inmigrantes, en la periferia, en los lugares más pobres. Ha ido al Africa, adonde los balseros pierden la vida.

-¿Incomoda a la Iglesia que el gobierno habilite el debate por el aborto?

Totalmente. En esto está la vida de por medio y hay que ser muy respetuoso de los que no tienen voz ni para defenderse. Los sacerdotes sabemos lo que sufren las que abortan, el Papa Francisco decía que el aborto es una manera elegante de no decir asesinato. Es así: la vida hay que defenderla. (El ministro) Barañao dice que ‘hay vida (en el embrión), no se sabe si persona’. Es increíble, la vida humana hay que respetarla, hay que discutir no matar. Estamos mal si una sociedad mata a sus hijos, causa mucho dolor. Y hay gente dolida que votó al PRO, no era un tema a abordar según su plataforma; ahora el que vota a un partido no sabe lo que está votando.

-¿Cree que el gobierno, de alguna manera, está traicionando a su electorado?

Es triste, mucha gente estará contenta pero es triste. Que estemos discutiendo si abortamos o no. La Constitución, a través del Pacto de San José de Costa Rica, dice lo contrario. Entonces, habrá que cambiar la Constitución. Es doloroso para los cristianos pero nos sirve para volver a valorar la vida.

-Algunos funcionarios admiten que con esto abren un flanco con el Papa.

En el país de un Papa argentino se discute ésto. Esperemos que no se apruebe. Es una sociedad con mal pronóstico cuando se defiende el aborto. Cuando se puede matar me genera miedo, que se pueda decidir sobre las personas. Hemos sido testigos, en otra época, de algo así y no es bueno. También durante un gobierno democrático, cuando actuaba la subversión, se decidía quién tiene que vivir y quién no.

-¿Hay preocupación en el Vaticano por la despenalización del aborto?

No sé si preocupación, pero supongo habrá dolor. El Papa Francisco siempre fue un defensor de la vida, alentador de la vida desde la concepción hasta el final. Seguramente el Papa estará con dolor viendo que ocurre esto en su país.

-¿Siente que no han tenido en cuenta al Papa y a la mayoría de los católicos con esta decisión?

No sé si hay un asesoramiento político o qué. Sería muy triste que se especule con el juego político cuando hay vida de por medio. El presidente de la Nación dijo estar en contra de esta práctica. También la vicepresidenta y Marcos Peña. Pero si soy contrario a una iniciativa no lo pondría sobre la mesa, si estoy convencido a favor de la vida no haría esto.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados