Cuando pasan los días y EDESUR no da respuestas en el sur del Conurbano, los usuarios recurren a este tipo de servicio que, lejos de brindar una solución efectiva, sobrecarga y destruye las líneas de tensión que funcionan correctamente

Amparados por los cortes de luz y la falta de respuestas de EDESUR, cada vez son más requeridas las llamadas “cuadrillas truchas” en Quilmes, Berazategui y Florencio Varela, que cobran hasta 5 mil pesos por cuadra para cambiar de fase eléctrica a vecinos que sufren permanentes interrupciones del servicio, en una peligrosa modalidad que, lejos de brindar una solución, sobrecarga y destruye la líneas de tensión que funcionan bien.

Estos grupos también comenzaron a ganar protagonismo con los nuevos cuadros tarifarios, ya que ofrecen conexiones clandestinas a los usuarios que no pueden hacer frente a los aumentos. En este caso, “cuelgan” de la luz a los hogares directamente del poste de la calle y, de ese modo, evitan que el consumo quede registrado en el medidor de la propiedad.

En muchos casos, estas prácticas agravan la crisis energética que se vive en la región. Es que, las cuadrillas truchas sobrecargan las líneas que funcionan bien y dejan a cientos de usuarios con baja tensión o directamente sin servicio durante varios días, como ocurrió con la Escuela Técnica N° 3 de San Francisco Solano, que perdió la última semana de clases antes del inicio de las vacaciones de invierno.

“Este es un problema que perjudica no sólo a los usuarios, sino también a EDESUR. El robo de energía es un delito muy peligroso, porque afectan a las redes y pueden quemar los electrodomésticos de las personas que reciben luz de ellas. En muchos casos, para darle luz a un grupo dejan sin luz a otro”, explicó a DIARIO POPULAR Daniel Sotolano, secretario de la Asociación Internacional de Defensa del Consumidor (ASINCO).

LEA MÁS:

“Son expertos”

Asimismo, consideró que las cuadrillas truchas “son electricistas expertos, personas que trabajaron (o trabajan) para EDESUR”.

“No cualquiera puede hacer este tipo de trabajos, se necesitan herramientas especiales para trabajar con tensión”, agregó Sotolano, quien -desde ASINCO- impulsa la construcción de una subestación eléctrica en terrenos del ex Ferrocarril Provincial, para que los cortes de luz dejen de ser una pesadilla en Solano, Quilmes Oeste, Florencio Varela y Almirante Brown.

Los usuarios pueden denunciar este tipo de hechos y, también, las falencias en el suministro de EDESUR, a través del mail dsotolano@gmail.com.