Mirta Rojas teme por su vida y contó que fue víctima de "golpes", un "intento de secuestro" y ataques a "tiros contra el frente de su casa", tras haber declarado contra dos asesinos que están presos gracias a sus testimonios.

Una mujer de 43 años colaboró con la Policía para esclarecer dos homicidios y, de esa manera, posibilitó la detención de dos peligrosos delincuentes que vivían a metros de su casa en Florencio Varela. Sin embargo, desde ese momento, no deja de recibir “amenazas de muerte con mensajes mafiosos y ataques” contra su propiedad, por lo que exige a la Justicia que le asignen una custodia permanente.

Mirta Rojas eligió no callarse y denunció todo lo que sabía. En 2013, observó que un vecino suyo, que había salido de la cárcel seis meses antes, circulaba con una moto a toda velocidad. Pero lo que le llamó la atención fue que estaba ensangrentado.

Al día siguiente, se enteró que a unas pocas cuadras habían asesinado a un joven para robarle una moto de similares características a las que conducía su vecino, por lo que comenzó a sospechar que él había cometido el crimen y fue hasta la comisaría más cercana a contar su hipótesis, que, tras unos días de investigación, resultó certera y el homicida fue apresado.

Dos años más tarde vivió una situación similar, en la que fue testigo indirectamente de un doble asesinato. Tenía una relación de amistad con una vecina de la misma cuadra y había ido a tomar mate a su casa. Ese día, también estaba en la vivienda el cuñado de su amiga, quien sin reparos contó que, junto a tres cómplices, habían matado a dos narcos en una guerra territorial por venta de drogas.

En un dilema

El escuchar tremenda confesión se vio envuelta en un dilema, pero escogió lo opción correcta para estar tranquila con su conciencia y fue nuevamente a la comisaría para develar lo que sabía. Así, se inició una investigación y capturaron a los 4 “narcoasesinos”, que habían matado a sus contrincantes y prendieron fuego una casa con uno de los cuerpos.

LEA MÁS:

Su amiga nunca supo que ella había colaborado para la detención de su cuñado, hasta que un día, sin querer, supo la verdad. Ambas estaban tomando mate pero esta vez en la casa de Mirta, cuando un efectivo policial tocó a la puerta. Sin saber que estaba poniendo en evidencia a la informante, el agente le habló del caso. Esa situación involuntaria le puso punto final a la relación de amistad y fue el comienzo de una odisea para Mirta.

Su ahora “enemiga” sabía que ella también había testificado en aquel crimen de 2013 (por la moto) y “se lo contó a los familiares” del joven que cometió el asesinato. “Ahora tengo a las dos familias que se unieron en mi contra y me amenazan de muerte. En los últimos dos años me balearon varias veces el frente de mi casa. Me dejaron proyectiles en la puerta de entrada. Me pegaron en la calle y hasta intentaron secuestrarme en un auto, pero en esa oportunidad grité tan fuerte que tres personas me ayudaron”, contó la mujer a POPULAR.

Sólo en 2018, Mirta hizo más de cien de denuncias. El sábado pasado mantuvo una reunión con el titular de la Jefatura Distrital de Varela. Este martes hizo lo propio con la máxima autoridad de la Jefatura Departamental Quilmes. A ambos funcionarios les pidió “custodia permanente”.

No vivo tranquila. Voy a la Fiscalía y le pasan la pelota a la Policía, pero la Policía le pasa la pelota a la Fiscalía. Estoy desesperada. Se acercan las fechas de los juicios de ambos casos y me amenazan para que yo no me presente a declarar”, manifestó y, luego, agregó: “Me dieron un botón antipánico. Lo toqué y vino un patrullero dos horas después. Me podrían haber matado. Tengo miedo por mi vida. Ya puedo ni salir de mi casa”.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados