El sujeto, que se fugó dos años a Paraguay luego de enterarse de la denuncia en su contra, abusó de las menores durante más de una década. El fiscal había pedido una condena de 49 años.

Un sujeto que violó durante más de una década a sus cuatro hijas, fue condenado por la Justicia de Quilmes a 35 años de prisión, durante un juicio que pudo llevarse a cabo gracias a la captura del imputado en Paraguay, donde se había fugado tras enterarse de la denuncia en su contra.

Ricardo González abusó entre 2001 y 2014 de sus cuatro hijas menores de edad, en una vivienda de Florencio Varela en la que todos convivían. Según quedó probado en el debate judicial, los abusos comenzaron en 2001 cuando una de las hijas tenía 12 años; mientras que otra de las pequeñas sufrió lo mismo entre 2004 y 2009, cuando apenas tenía 10 años.

Otras de sus hijas, adolescente de 13 años, padeció al depravado entre 2008 y 2012, mientras que la última, una criatura de 10 años, sufrió los abusos entre 2011 y 2014. Las pruebas en contra de González fueron contundentes y, por tal motivo, el fiscal Sebastián Videla había solicitado una pena de 49 años de prisión en la instancia de los alegatos.

Según publicó el portal Data Judicial, los integrantes del Tribunal Oran Criminal (TOC) Nº 2 de Quilmes, Julia Rutigliano, Félix Roumieu y Pablo Pereyra dictaminaron una pena de 35 años de cárcel para el padre de las víctimas, por ser penalmente responsable del delito de “abuso sexual agravado por el vínculo”.

Captura de Interpol

Tras conocerse la denuncia en octubre de 2013, el padre de las víctimas se dio a la fuga y mediante tareas de inteligencia pudo ser detenido y extraditado desde Paraguay, donde se encontraba residiendo durante los últimos dos años.

Para lograr su captura internacional, el fiscal Videla llevó adelante una labor en conjunto con el Poder Judicial de Chaco, que permitió la aprehensión del ahora condenado en octubre de 2015, dos años después de que desapareciera de la vivienda familiar de Florencio Varela donde convivía junto con las víctimas.

Un documento firmado por Interpol formó parte del expediente de la causa y fue valorado por los magistrados en el juicio. Entre otras cosas, en el escrito figura que González estaba “imputado por haber abusado sexualmente vía oral y vaginal mediante violencia física y en reiteradas ocasiones de sus hijas biológicas”.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados