La empresa EDESUR realizó un operativo de fiscalización e identiticó 57 viviendas del barrio privado, de un total de 500, que estaban conectadas directamente a la red de tensión sin medidor. Los propietarios en infracción fueron intimados a registrarse y en caso de no hacerlo podrías ser demandados por el delito de "hurto de energía".

La empresa EDESUR detectó 57 viviendas con conexiones ilegales de luz dentro del lujoso barrio privado Nuevo Quilmes, cuyos propietarios fueron intimados a regularizar su situación antes del 5 de junio, fecha límite antes de que la Justicia intervenga por el delito de hurto de energía.

La prestadora del servicio realiza habitualmente controles en toda el área de concesión, donde ya fueron identificados más de mil usuarios “enganchados” que no pagaban por el consumo que realizaban.

En ese marco, cuatro cuadrillas de EDESUR arribaron al country ubicado en el límite entre Bernal y Don Bosco, donde descubrieron que 57 casas, de un total aproximado de 500, se abastecían de la red de manera clandestina. Del total en infracción, según informó la empresa, 20 ya regularizaron su situación en oficinas comerciales de Quilmes.

“Estas viviendas no tenían medidor y estaban conectadas directamente al cableado de baja o media tensión. A todos se les interrumpió el suministro y se los intimó a registrarse como nuevos clientes. El próximo 5 de junio, las cuadrillas volverán a visitar el barrio Nuevo Quilmes, porque algunos usuarios no piden el medidor y se vuelven a enganchar. En esos casos, los usuarios van a ser intimados judicialmente, ya que se trata de un delito. El hurto de energía es lo mismo que robar cualquier otro bien”, detallaron voceros de EDESUR a POPULAR.

Perjudican al resto

Asimismo, desde la compañía se refirieron a los problemas que ocasionan las conexiones ilegales para los usuarios en regla. “Cuando una o más viviendas se conectan de manera clandestina, se produce un desbalance en la red que abastece a un barrio o una zona determinada. Esto perjudica a los usuarios regulares de varias maneras, como por ejemplo con cortes de luz por sobrecargas de tensión en el cableado, entre otros inconvenientes”, explicaron.

Cabe recordar que el barrio Nuevo Quilmes también se vio involucrado en un escándalo por evasión de tasas municipales que se extendió hasta el año 2015, cuando la Justicia falló a favor del Municipio de Quilmes.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados