El barrio 9 de Julio es escenario de una peligrosa situación para la salud de sus habitantes, ya que la materia fecal cubre partes de las viviendas. Sin respuesta a los reclamos al Municipio y la concesionaria.

A pocas cuadras del centro de Florencio Varela, vecinos con problemas de salud conviven con líquidos cloacales en el patio de su casa y exigen obras a la Municipalidad de Florencio Varela y a Aguas Bonaerenses Sociedad Anónima (ABSA).

Se trata de frentistas que viven en el barrio 9 de Julio, más precisamente en la intersección de Granaderos y Gutiérrez, quienes están cansados de sufrir la situación.

Armando Serdinkof, de 62 años, quien padece una enfermedad coronaria, además de que se está recuperando de un operación de cadera, y su esposa Silvia de 60, enferma de lupus, piden que alguien los escuche.

En diálogo con El Quilmeño, Armando manifestó que el problema se agravó “hace más de una semana cuando empezamos a notar que en nuestro patio se estaba inundando de agua verde”.

“No te podés imaginar el olor que empezó a percibirse a partir de ese momento. Es muy fuerte y asqueroso”, agregó.

Si bien esto puede ser peligroso para cualquier persona, para Armando y Silvia lo es el doble ya que son dos personas con capacidades limitadas.

El vecino comentó que se está recuperando de “una operación de cadera y, la verdad, es que solo puedo empezar a caminar por el interior de mi casa y no en el patio”.

Además, señaló que su esposa padece “lupus, una enfermedad autoinmune. Tiene las defensas muy bajas y si entra en contacto con los desechos, su estado podría agravarse”.

También, se mostró triste porque “es como si estuviéramos rodeados y no podemos salir al patio como cualquier familia. Nuestra parrilla está rodeada de materia fecal”.

Asimismo, declaró que el problema reside en que “la cloacas están colapsadas. Este es un problema de años y nunca nadie hizo nada para solucionarlo”.

Posteriormente, indicó, sobre el agravamiento de este trastorno, que “ya realizamos varios reclamos en la Municipalidad de Florencio Varela y en Aguas Bonaerenses Sociedad Anónima”.

“Todavía no recibimos ninguna respuesta, tengo los números de reclamos en mi casa. Hasta ahora, tanto la comuna como la empresa prestataria, no vinieron todavía a fijarse qué es lo que sucede”, finalizó el vecino.