Los jóvenes estaban desaparecidos desde el miércoles por la tarde y sus cuerpos fueron hallados durante la mañana de este jueves por buzos tácticos de la Policía. Ambos perecieron ahogados en el peligroso espejo de agua.

Dos primos de 9 y 17 años murieron ahogados en una tosquera de Ranelagh, donde habían llegado el miércoles pasado en busca de un alivio al intenso calor y, luego de estar desaparecidos durante varias horas, sus cuerpos fueron hallados ayer por la mañana en el fondo del espejo de agua, a raíz del trabajo de buzos tácticos de la Policía Bonaerense.

Las víctimas fueron identificadas como Joaquín Insaurralde (9) y Matías Escobar (17), ambos domiciliados en el barrio Kennedy de la mencionada localidad de Berazategui. Voceros policiales confirmaron que los jóvenes se encontraban junto a cuatro amigos, todos menores de edad, que los vieron ingresar al predio privado situado entre las calles 44 y 125 cerca de las 17 del miércoles, momento en el que les perdieron el rastro.

La preocupación de sus familiares comenzó al constatar que no regresaban a sus casas, por lo que radicaron una denuncia en la Comisaría 2ª. de Berazategui y los efectivos policiales comenzaron las tareas de rastrillaje.

Si bien nadie los había observado, todos los indicios apuntaban a que habían ingresado a la tosquera, pero por falta de luz los investigadores decidieron posponer el operativo. Al día siguiente se sumó al rastrillaje personal de buceo del área Siniestral de la Policía de Buenos Aires, que logró encontrar los cuerpos de los dos menores, que fueron reconocidos por sus familiares.

Fuentes cercanas a la investigación señalaron a POPULAR que las víctimas “murieron por ahogamiento”, según confirmaron los médicos forenses que trabajaron en el lugar. Asimismo, a raíz de las pericias, surgió una hipótesis que indica que Joaquín, quien sabía nadar, habría ingresado al espejo de agua y no pudo salir, por lo que Matías, que no tenía esa habilidad, se arrojó para salvarlo. La versión surge por las marcas halladas en los hombros del primo mayor, donde se habría parado el más pequeño para intentar salvarse desesperadamente.

Asimismo, los voceros judiciales explicaron que la tosquera “tiene una canal de tres metros de profundidad”. “Parece un lugar inofensivo, porque los chicos se meten y en la orilla el agua no les llega ni a las rodillas, pero cuando avanzan unos metros caen de repente”, detalló a este medio un funcionario judicial de Berazategui.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados