Se utiliza para tareas de investigación y allanamientos, y cuenta con una cámara térmica que permite detectar a una persona que trata de esconderse detrás de un árbol o de una pared.

Berazategui incorporó un drone de última generación para combatir la inseguridad en el distrito. El artefacto está a disposición de las fuerzas policiales, fiscales y jueces que trabajen en casos en la ciudad.

En la actualidad, es utilizado tanto para mejorar el control de las calles como para optimizar los resultados de las tareas investigativas.

Al respecto, el secretario de Seguridad municipal, Raúl Torres, expresó: “Hemos adquirido un drone de última generación, que va a estar a disposición de las fuerzas policiales, los fiscales y jueces de garantías que trabajan dentro del distrito, en caso de requerirlo, para realizar su trabajo. Nuestro intendente, Juan Patricio Mussi, se preocupa y ocupa de los vecinos. Para nosotros la seguridad tiene un rol prioritario”.

El aparato es operado por dos pilotos de vehículos aéreos no tripulados (VANT), que están matriculados en la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y pertenecen a la Policía Local.

Uno de ellos, el subayudante de la Jefatura Distrital de Berazategui, Leandro Leguizamón, subrayó que la ventaja al “contar con esta tecnología en Berazategui es porque sirve para desenvolvernos con rapidez. Se trata de hacer nuestro trabajo con mayor efectividad”.

En este sentido, Leguizamón precisó que el drone se está utilizando “tanto para tareas investigativas como para allanamientos. Puede servir, por ejemplo, para detectar la fuga de un delincuente por un sector que el ojo humano no llega a apreciar, ya que la vista aérea amplía mucho la visión”.

Y reveló es que el artefacto “tiene una cámara térmica que ayuda en la búsqueda de personas, porque detecta los cambios de temperatura, y así se puede localizar a alguien que está detrás de un árbol o dentro de un inmueble”.

La Municipalidad de Berazategui se hizo cargo del curso que enseñó a los policías a volar el drone. De esta forma, la Comuna incorpora un dispositivo cuyo uso significará una mejoría en la seguridad de los vecinos, uno de los temas más significativos de la actualidad.

El nuevo dispositivo es un DJI Inspire 1, que cuenta con cuatro motores que alcanzan una máxima altitud de vuelo de 2.500 metros. De esta manera, se convierte en una importante herramienta no solo para allanamientos, sino también para mejorar la visualización de las vías de escape posibles en hechos delictivos, o durante una persecución.

Otra de sus características principales es que alcanza una velocidad de 79 kilómetros por hora y cuenta con una autonomía de vuelo que llega a los 25 minutos. Además, posee una resistencia a vientos de 16 kilómetros por hora.

Una vez en el aire, esta herramienta puede, además de grabar en Ultra Alta Definición, fijar locaciones de destino y tomar fotografías con hasta 3, 5 y 7 disparos en ráfaga.

El drone fue adquirido por el Municipio con fondos provinciales y puesto a disposición de las fuerzas policiales locales.

El dispositivo llegó al distrito junto a 10 móviles y 10 motocicletas tras una reunión que mantuvieron el ministro de Seguridad de la Provincia, Cristian Ritondo, y el intendente Juan Patricio Mussi.

Aparecen en esta nota: