Se analizaron 30 episodios que sufrieron 5 pacientes, con el objetivo de realizar intervenciones quirúrgicas para controlarlos o directamente detenerlos. Se complementa con otras herramientas.

Investigadores del CONICET y del Hospital de Alta Complejidad El Cruce de Florencio Varela comenzaron a aplicar un método digital con electrodos que ayuda a identificar las crisis en los pacientes como epilepsia.

El nuevo procedimiento, publicado en una revista Scientific Reports, analizó los registros de 30 crisis epilépticas correspondientes a cinco pacientes del nosocomio varelense, un centro de referencia en el que se realizan alrededor de 20 operaciones de este tipo cada año.

Arrojó información muy precisa para los médicos que realizan este tipo de procedimientos quirúrgicos.

Causada por predisposición genética o debido a una lesión cerebral, tumor o por motivos desconocidos, la epilepsia es una alteración de la actividad eléctrica del cerebro cuya manifestación principal son las convulsiones, evidenciadas clínicamente a través de síntomas en las funciones motoras, sensitivas o de la conducta. En Argentina, este trastorno afecta a una de cada cien personas y, aunque en el imaginario social se la cataloga como "incurable", la realidad es que existen múltiples tratamientos que permiten controlar y en muchos casos detener las crisis que tanto perjudican la calidad de vida de los enfermos.

ADEMÁS:

Cierre de los festejos por el aniversario del Distrito

Objetivo constante

Al respecto, la investigadora del CONICET y directora de la Unidad Ejecutora de Estudios en Neurociencias y Sistemas Complejos, Silvia Kochen, expresó que "el electroencefalograma (EEG) y la video EEG, junto con la resonancia magnética y una evaluación cognitiva son las herramientas diagnósticas principales que se realizan a los candidatos a esta operación. De todos modos, la búsqueda de métodos que ajusten todavía más el área señalada es un objetivo constante de quienes trabajamos en este terreno".

Por eso, ella y su equipo elaboraron un método digital que se aplica en El Cruce. Al respecto, la neuróloga de El Cruce, Nuria Cámpora, explicó que "no sólo confirmamos las zonas de origen de las convulsiones que indicaban los datos clínicos, sino que logramos observar los cambios que ocurren antes de que se desaten: alteraciones en los ritmos cerebrales que tienen lugar dentro de los cinco minutos previos y que el resto de los estudios no detecta".

Además de servir para anunciar una inminente convulsión, indicó Kochen, indicó que "este hallazgo también es un insumo para eventualmente pensar en un futuro la posibilidad de interrumpir esa coordinación entre los ritmos como un método terapéutico menos invasivo que la cirugía.

"Y además significa un respaldo importante a todas las otras herramientas de diagnóstico que normalmente se utilizan para encontrar marcadores que nos permitan decir ‘aquí arranca la crisis’. Si bien por el momento no alcanza para reemplazarlas, sí funciona como un insumo más objetivo que las complementa perfectamente", agregó.

Desde el centro de salud, informaron que el diseño de la herramienta que permitió poner en evidencia los cambios en la señal eléctrica estuvo a manos de los ingenieros Sergio Lew, del Instituto de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Buenos Aires (IIBM, UBA), y Camilo Minnini, del Instituto de Biología y Medicina Experimental.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados