Especialista indica que los adultos mayores "están transformando" la sociedad, dado el aumento de la expectativa de vida y los roles que asumen, un fenómeno que tiene puntos positivos y otros que exigen reformulaciones.

El aumento de la expectativa de vida y los nuevos roles de las generaciones de adultos y adultas mayores plantean otras miradas de esta etapa del ciclo vital y generan múltiples oportunidades, así como desafíos a los que se debe dar respuesta.

El médico de familia, especialista en personas mayores, Diego Bernardini habla de “nueva longevidad”, dado que los adultos mayores “están transformando” a las sociedades, una revolución que tiene aspectos positivos para potenciar, como promover espacios de participación, y puntos que exigen reformulaciones como, por ejemplo, en el ámbito de la salud.

“Como médico de familia empecé a identificar que cuando a la gente se le habla de Gerontología y Geriatría lo vinculan básicamente con hospital, dependencia y enfermedad.

Forman parte de una visión que yo entiendo que tiene que ver con el siglo XX, el siglo pasado, por más que hayamos vivido parte de ese siglo”, indica el profesional. Y destaca que “para mí, la nueva longevidad es un nuevo paradigma, es una visión de 360 grados, donde se integran los pilares de la salud, la calidad de vida y el bienestar pero también los roles que tienen los adultos mayores como consumidores, emprendedores, votantes y en la generación de nuevas relaciones sociales”.

En este sentido afirma que las personas mayores “están transformando la realidad” y es el grupo de población “que más va a crecer en términos demográficos”.

Bernardini, profesor titular de la carrera de Medicina de la Universidad Nacional de Mar del Plata, explica que “hay cinco puntos que son clave”:

  • “Primero, el crecimiento de la expectativa de vida”.
  • “Segundo, cada vez son más las personas que viven más tiempo”.
  • “Tercero, los nuevos roles. Hoy, los adultos mayores son consumidores, prestadores de trabajo voluntariado, es el grupo que más crece en redes sociales como Facebook”.
  • “Cuarto, viven nuevas intensidades, deciden correr una maratón, tirarse en paracaídas, separarse, enamorarse”.
  • “Quinto, los nuevos desafíos, como el del cuidado y la dependencia, lo que implica reformular políticas de protección social”.

Ganando terreno

“Es importante tener en cuenta que los temas de adultos mayores están ganando terreno y eso es bueno. Estamos en un momento muy interesante, con sus oportunidades y también con sus consecuencias no tan positivas”, señala.

Al respecto remarca: “Cuando hablamos de adultos mayores me gusta decir que el futuro llegó, ya estamos viviendo una realidad. Pero todavía tenemos tiempo de poder actuar” frente a las cuestiones a resolver.

Acerca de los desafíos que se plantean en el ámbito de la salud, Bernardini destaca que “se exige una reformulación sobre cómo estamos formando” a los profesionales.

“Tenemos que entender que todo profesional de la salud, sea médico, enfermero, psicólogo, kinesiólogo, tiene que saber que las personas mayores requieren determinadas capacidades, habilidades y destrezas”, indica.

Aprender a envejecer

Bernardini, autor del libro “De vuelta. Diálogos con personas que vivieron mucho (y lo cuentan bien)”, presentará próximamente su segundo libro “La segunda mitad. Los 50+, vivir la nueva longevidad”.

“Antes, la gente tenía que apurarse a hacer muchas cosas porque la vida duraba poco; hoy al contrario, la vida dura mucho. Si bien no sabemos hasta cuándo vamos a estar, la realidad es que la vida dura mucho y es como una maratón”, afirma el especialista.

“Los que corrimos maratones sabemos que lo importante de una maratón es completarla, llegar en buen estado. Una carrera de 42 kilómetros la tenés que pensar muy bien, gestionar toda la energía. Hoy la vida tiene esa cuestión, de alguna manera uno tiene que empezar a saber gestionarla, aprender a gestionar muchos años que se tienen por delante”, remarca.

En este marco destaca que “hay un momento de la vida, como lo hay en una maratón también, que yo llamo la segunda mitad, cerca de los 50 años, una cifra redonda donde uno de alguna manera ya tiene experiencia, ya sabe qué cosas le hacen bien, cuáles mal, qué le hace feliz, y ya pasó algún duelo”.

“Uno toma conciencia de dos cuestiones. Primero, no sos joven, pero tampoco viejo, se está en el medio. Si uno quiere hacer cosas que hacía a los 30, no va a poder, pero también uno se siente pleno para hacer otras. Segundo, uno ya empieza a ver que en 10, 15 años te van a jubilar y hay que pensar en un proyecto de vida para todos los años que vienen por delante y eso se educa”, señala el profesional.

“Hoy, la vida tiene múltiples transiciones, personas que a los 50 deciden emprender y dejar un trabajo de mucho tiempo atrás, quienes deciden empezar a estudiar una nueva carrera, entre otros. La segunda mitad es un punto interesante donde uno empieza a ver cuestiones que lo hacen pensar. Una persona a los 60 años tiene una expectativa de vida de 25 años y eso es mucho tiempo, son más de 9 mil días y en horas son unas 220 mil, hay que pensar cómo llenás eso de vida”, remarca.

Y señala: “Así como uno aprender a andar en bicicleta, a hablar un idioma, a jugar al ajedrez, también tiene que aprender a envejecer, es un aprendizaje”.

ADEMÁS:

Medicamentos duplicaron su valor con respecto a 2018

La Universidad de La Plata realiza implantes dentales en forma gratuita y rápida

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados