En este contexto debemos intentar evitar la propagación del virus y, al mismo tiempo, el colapso de nuestra economía, sin disponer de las capacidades económicas y tecnológicas de Asia, Europa y Estados Unidos. Contamos con una ventaja: el tiempo

La pandemia del COVID-19, además de ser una amenaza para la salud de las personas, está provocando una impresionante crisis económica, social y de salud pública a nivel mundial. En este contexto, se está dando una situación por la cual la sociedad en su conjunto presta atención a la necesidad de que los líderes políticos trabajen codo a codo con los científicos. Hoy los expertos tienen una voz y un rol imprescindible para ayudar a tomarlas mejores decisiones políticas.

La ciencia nos enseña a mantener el espíritu crítico para analizar, evaluar, discutir y revisar lo que se está haciendo en pos de tomar decisiones adecuadas y reducir el margen de error. Esta crisis pone en evidencia algo por lo que venimos militando hace muchos años a lo largo y a lo ancho de nuestro país y en esta columna de cada domingo: que necesitamos instituciones públicas fuertes, transparentes, con buenas administraciones, y decisiones políticas basadas en la mejor evidencia disponible y dirigentes serios y comprometidos.

En este momento tan extraordinario, es importante que los líderes en todo el mundo estén a la altura de lo que estamos viviendo y de lo que vendrá. Esta pandemia probará la resistencia, no solo de nuestro sistema de salud -que sabemos que tiene las limitaciones de un país que atraviesa desde hace tanto tiempo una crisis económica- sino incluso de los sistemas de salud mejor equipados. Por nuestra parte, debemos intentar evitar la propagación del virus y, al mismo tiempo, el colapso de nuestra economía, sin disponer de las capacidades económicas y tecnológicas de Asia, Europa y Estados Unidos. Contamos con una ventaja: el tiempo. Y debemos hacerlo jugar a nuestro favor. Pero también tenemos tremendas desventajas: el deterioro de nuestro sistema de salud, una infraestructura deficiente, la falta de insumos y -fundamentalmente una situación social que nos aqueja con niveles inmorales de carencia que ya teníamos mucho antes de la pandemia.

Los seres humanos, como especie,poseemos mecanismos que nos permiten superar adaptativamente las situaciones de adversidad. Uno de ellos, que será especialmente importante en los tiempos que vienen, es la resiliencia. Necesitaremos ser resilientes para poder enfrentar el futuro,fortalecernos y superarnos en contextos adversos. No sabemos cómo será la vida en unos meses, seguramente vengan tiempos difíciles, tiempos de reconstruir nuestra sociedad, nuestro país. Deberemos ser más responsables, más creativos, más solidarios. Debemos pensarnos como una comunidad en la que nos necesitamos unos de otros, de todos y cada uno, para salir adelante.

ADEMÁS:

¿Cómo manejar la ansiedad en tiempos de la pandemia?

La eficacia de la cooperación en tiempos de crisis

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados