La tormenta del fin de semana provocó desbordes de arroyos, inundaciones y anegamientos en distintos sectores del distrito, donde los vecinos renovaron sus críticas a la gestión del intendente Insaurralde.

Con mucha indignación, vecinos de barrios como Santa Catalina III, Villa Rita, Mariano Moreno, Dos de Abril o Llavallol, del partido de Lomas de Zamora, volvieron a quejarse por las inundaciones sufridas a causa de las intensas lluvias y los desborde de los arroyos.

“La tormenta dejó a la vista una vez más el estado en el que viven muchos vecinos”, subrayó Ramón Mondragón, del Foro Hídrico local.

Los damnificados calificaron esta situación, que algunos padecen desde hace más de 25 años, como “vergonzosa”, “lamentable” y “muy triste”.

En ese marco, renovaron los reclamos al intendente Martín Insauralde por obras de cloacas, pavimentos y desagües pluviales para “dejar de sufrir este calvario”.

Olvidados

“Necesitamos que los políticos se acuerden del barrio Santa Catalina III”, bramó Romina, cansada de sacar agua de su casa, ubicada en la calle Goodwyng y Las Flores, durante toda la madrugada del domingo, y de que se le arruinen los muebles y electrodomésticos.

En Llavallol, la Av. del Rey, entre Charlone y Mercedes, se convirtió en un “verdadero “río”, por lo que muchos vecinos se cuestionaron qué destino se le da a los recursos del Estado. “Gracias Intendente por olvidarse que nosotros también somos parte de Lomas. Pagamos impuestos”, recordaron en Santa Catalina. <CD>“Sólo Lomas centro brilla, a los alrededores, la gente convive con calles rotas o sin asfalto, sin cloacas o con el agua en las casas”, afirmaron.