Profunda y oculta, esta parte de Internet despierta temores y curiosidad entre las personas. En esta nota te proponemos ahondar entre sus diferentes segmentos y conocer a qué nos exponemos si ingresamos a ella sin tomar recaudos

Internet “oscura” o “profunda” es, para muchos, un único término con el mismo significado: es el lugar en la web donde abunda la información ilegal y al cual, con la simple acción de acceder, se pone en riesgo la seguridad de nuestro equipo.

Este razonamiento tiene algo de real, pero muchas impresiones y errores.

El particular segmento en cuestión es mucho más grande que el mundo virtual que conocemos, tiene diferentes niveles y para navegar por ellos se necesitan determinados conocimientos y herramientas específicas.

Traducido en cifras: se estima que la parte que todos conocemos de Internet representa apenas –y siendo generosos- el 15%, mientras que el restante 85% es información privada perteneciente a dichas redes.

ADEMÁS:

Cómo detectar un virus en el teléfono celular

Instagram: cómo es el nuevo ataque de phishing para robarte la cuenta

En primer lugar debemos partir sobre bases sólidas, y para ello es necesario consensuar en las definiciones de algunos de los términos más utilizados para reducir al mínimo el margen de error y confusión.

“Podemos decir que la Deep Web –Internet profunda- engloba todo lo que no está indexado en los buscadores habituales. Aquí encontramos contenido de lo más variado, desde publicaciones académicas hasta bases de datos y otras informaciones”, explica Robert Villanueva, veterano del Servicio Secreto de los EEUU, especializado en cibercrimen internacional y vicepresidente de Q6 y Cytric Solutions.

Importante aclaración: su contenido no tiene por qué estar relacionado con actividades ilegales.

Por su parte, “la Dark Web –Internet oscura- es un término que muchas veces se confunde con el de Deep Web, pero que básicamente es una parte de ella. Comprende todo el contenido anónimo y cifrado al que se accede mediante la red Tor, a través de su navegador Tor Browser”, agrega el especialista norteamericano.

Para simplificar los términos, podríamos decir que Deep Web es todo aquello a lo que los buscadores de Internet no pueden acceder. Sin embargo, existe una parte que se ha clasificado y permanece oculta de los navegadores web estándares, la Dark Web, y necesitamos usar la red anónima Tor para acceder a través de su navegador Tor Browser.

"En la Deep Web y en la Dark Web, literalmente, se encuentra de todo"

Además existe una tercera posición, conocida como "Internet oculta", que se refiere a sitios y bases de datos que no están disponibles a través de conexiones a Internet públicas.

Ahora que ya conocemos la diferencia entre los términos más populares de este submundo oculto, ¿qué tipos de contenidos podes encontrar en este segmento?

“Literalmente se encuentra de todo. Desde mercados negros donde se comercializan de forma ilegal cuentas bancarias, tarjetas robadas, identidades, documentos, pasaportes y credenciales de acceso, hasta sitios de venta de drogas, armas o pedofilia. También se puede acceder a foros de organizaciones terroristas, hasta contratar servicios de hackers y ciberdelincuentes”, enumera Villanueva.

Cabe destacar que estos contenidos están subidos en sitios privados con acceso limitado, compuestos por direcciones IP enmascaradas, para los cuales se necesita experiencia y reputación para entrar y ser aceptado.

“Numerosos usuarios aprovechan actualmente Tor para navegar en la red de Internet pública y en la profunda. Sencillamente no quieren que los organismos estatales o incluso los proveedores de servicios de Internet (ISP) sepan lo que buscan en línea, y a otros no les queda otro remedio; este es el caso de los usuarios de países con permisos de acceso y leyes de uso muy restrictivos, que a menudo no pueden acceder ni siquiera a sitios públicos” explican desde Kaspersky, la firma de seguridad rusa.

ADEMÁS:

El "espionaje doméstico" aumentó un 80 por ciento entre los argentinos

Call of Duty aniquiló a Fortnite y PUBG en su debut para dispositivos móviles

Está claro que la mayoría de nosotros tiene conocimientos básicos en esta materia, característica que nos lleva a preguntarnos cuáles son los riesgos a los que nos exponemos al buscar contenidos en la Deep Web y Dark Web.

“Si un usuario ingresa sin conocimiento, será infectado inmediatamente. La mejor forma de no ser vulnerable es mantenerse alejado de estos sitios. Es una Internet sin reglas, sin regulación legal, donde se garantiza el anonimato. Los antivirus suelen estar atrasados alrededor de 3 meses, por lo cual no pueden protegernos de manera efectiva ante ataques de programas maliciosos, que suelen ser sofisticados y se actualizan constantemente. Además tenemos que sumarle que muchas personas no tienen los antivirus al día”, explica veterano del Servicio Secreto de los EE.UU.

Por su parte, desde la firma europea detallan que "no existe prácticamente presencia de las fuerzas de seguridad en la web oculta. Este hecho permite encontrar de todo, incluso material que trasciende los límites del buen gusto y la decencia. Si optás por internarte en las profundidades, debés restringir siempre el acceso a tu dispositivo con Tor para que tus hijos u otros parientes no corran el riesgo de toparse con algo que nadie debería ver".

ADEMÁS:

El Terminator de Schwarzenegger salta a escena con una "fatality" del futuro

WhatsApp: cómo saber por cuánto tiempo están conectados tus contactos

Pero, tampoco hay que demonizar. Como ya se mencionó anteriormente, no todo el contenido que se encuentra en este submundo es ilegal.

“La Internet profunda nació para facilitar la comunicación segura entre ciudadanos que convivían en regímenes totalitarios, donde las libertades estaban restringidas”, explica Javier Pagés, director ejecutivo de Informática Forense, en una entrevista brindada al periódico español El País.

“Al estar cifrada y protegida, también le es útil a organizaciones culturales, científicas o periodistas, que manejan información sensible y confidencial”, completa Villanueva.

Además, se pueden ver contenidos que tienen censurados en determinados países. Un claro ejemplo en esta materia es el ingreso a la red social Facebook desde China.

“Los sitios de la red de Internet oculta a menudo son utilizados por empresas o investigadores para mantener la privacidad de la información confidencial”, suman desde Kaspersky.

En conclusión: es muy difícil ingresar y moverse sin conocimientos. Por tal motivo, navegá con cautela, ya que las profundidades son peligrosas para quien no está preparado para ella.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados