La aplicación de mensajería Telegram está basada en la nube y utiliza el protocolo MTProto 2.0, por lo que los chats normales no están cifrados de extremo a extremo.

A partir de la última actualización de las políticas de privacidadde WhatsApp, la aplicación de mensajería más utilizada en Latinoamérica, muchos usuarios migraron a Telegramcomo principal alternativa.

Telegram es una app de mensajería basada en la nube, es decir que los mensajes e información se sincronizan constantemente con los servidores de la plataforma.

Esta característica distintiva tiene algunas ventajas, como no depender de la conexión del teléfono (como en el caso de WhatsApp) y poder acceder a Telegram desde diferentes dispositivos, como tablets y computadoras de forma independiente.

Además, permite alojar todos los mensajes multimedia (audios, fotos y videos) en tu nube personal de la app, lo que evita que estas ocupen espacio en el dispositivo.

Telegram Bot.jpg
Telegram: cómo configurar la privacidad y seguridad

Telegram: cómo configurar la privacidad y seguridad

Por otro lado, la plataforma utiliza el protocolo MTProto 2.0 para sus comunicaciones, por lo que los chats normales de Telegram no están cifrados de extremo a extremo.

Esto no quiere decir que viajen en texto plano, sino que están cifrados con el protocolo propietario de la aplicación entre el cliente y el servidor.

Solamente los chats secretos de Telegram están cifrados de extremo a extremo e incluyen algunas funcionalidades extras.

Este detalle no es menor, especialmente hoy en día donde muchos usuarios migran a Telegram buscando mayor privacidad, pero desconocen el funcionamiento del cifrado en esta aplicación.

Además permite grupos de hasta 200 mil miembros, con respuestas, menciones, hashtags y poder ‘fijar’ mensajes para que no se pierdan aquellos importantes dentro del chat.

Por último, en lo que respecta a permisos, solicita los mismos que WhatsApp, aunque estos pueden no otorgarse y la aplicación continuar funcionando con algunas limitaciones, como sincronizar contactos o enviar archivos multimedia.

Al igual que en la mayoría de las aplicaciones el menú principal de Telegram se encuentran las opciones de Privacidad y seguridad y la Política de privacidad que los expertos recomiendan leer atentamente.

Entre estas configuraciones de privacidad se permite elegir con quien – o quienes – se compartirá la información, como el número de teléfono, última vez en línea y foto de perfil.

En esta sección también se permite habilitar la ‘Verificación en dos pasos’, la cual funciona con una contraseña y un correo de recuperación exactamente igual que en WhatsApp y es la configuración que evitará que un atacante pueda clonar la cuenta a través del número de teléfono.

telegram_result.JPG

Además, cuenta con la opción de poder eliminar la cuenta y toda la información de los servidores de Telegram en caso de no utilizar la aplicación por un determinado tiempo, por ejemplo, 6 meses.

En el menú ‘Ajustes’, en la sección ‘Datos y Almacenamiento’ permite ver cuánto espacio ocupa la información en los servidores de Telegram, así como también elegir por cuanto tiempo conservarla o, incluso, eliminarla.

Al final de esta sección también permite configurar un proxy en caso de que se quiera enmascarar la dirección IP para realizar alguna comunicación o bien evitar algún tipo de restricción de la red.

Por último, en la sección ‘Dispositivos’ permite ver una lista de todos aquellos dispositivos donde se tenga una sesión abierta de Telegram, ya sea web, mobile o de escritorio, y da la opción para cerrar cualquiera de estas sesiones de forma remota.

Otra característica interesante de los chats secretos es que no pueden ser reenviados y se bloquean las capturas de pantalla. Ya sea que el usuario intente tomarlas desde el teléfono o utilizando una aplicación particular, la captura del chat saldrá completamente negra.

Por último, estos chats permiten eliminarlos también del equipo del receptor e incluso configurar la ‘autodestrucción’ luego de un determinado tiempo. Es decir que, una vez que el receptor ve el mensaje y pasa el tiempo configurado, el mensaje se elimina automáticamente de ambos dispositivos sin dejar rastro.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados