viernes 25.07.2014 - Actualizado hace
Policiales
24 | 11 | 2012
Imprimir
Agrandar
Reducir

Sacerdote ayudó a escapar a mujer sometida por su pareja

0
Comentarios


La mujer, de 27 años, denunció que los ataques de violaciones y torturas se repitieron en la casa del hombre al que identificó como Roberto Currado, en la localidad bonaerense de Monte Grande.

Sacerdote ayudó a escapar a mujer sometida por su pareja
Foto:

Una joven denunció que fue sometida a violaciones y torturas por parte de su pareja y reveló que pudo escapar de su captor con ayuda de un sacerdote de un hospital porteño mientras el hombre fue detenido por la Policía.

La mujer, de 27 años, denunció que los ataques se repitieron durante los últimos cinco días en la casa del hombre al que identificó como Roberto Currado, en la localidad bonaerense de Monte Grande.

La joven aseguró que logró escapar en las últimas horas cuando el hombre, con el que llevaba una relación de “cuatro meses y medio”, la llevó hasta la capilla del hospital Durand, en Caballito, para que se confesara, oportunidad en la que logró escapar y pedir auxilio a la policía.

El acusado quedó detenido a disposición de la justicia en la comisaría décima.

Fabiana, la joven denunciante, aseguró que en la última semana cuando reanudó su relación con el hombre que trabaja en la custodia de la discoteca Acqua, de Puerto Madero, la “obligaba a tener sexo, me golpeaba, me hacía mucho daño”.

‘Me maltrataba todo el tiempo, me volvía a golpear, en los riñones, en el estómago. Tengo hematomas en el cuerpo”, reveló la joven y destacó que incluso su atacante le arrancó “un piercing (del labio) con una pinza”.

La mujer aseguró, en diálogo con el canal de noticias Crónica TV, que su atacante la “violaba como cinco o seis veces por día en la casa de él”, en Monte Grande.

‘Esta mañana teníamos que ir al médico, estuve toda la noche sin dormir para poder escapar de él”, acotó la joven.

Y, explicó que tenía “que ir al hospital, Marie Curie”, también en Caballito y luego desde ahí, dijo, “fuimos al Durand porque hay una capilla y el quería que me confiese”.

‘Hablo con el cura y le cuento la realidad de lo que estaba viviendo y me dice que lo iba a llamar a él para que se confiese y que yo ’aproveche’”, añadió la joven y remarcó que el sacerdote “eso lo dijo de una forma que lo entendí” como un guiño para poder huir.

La mujer tomó una Biblia para leer y se dirigió a la entrada de la capilla donde, relató, empezó “a correr hasta llegar a casa y pedir ayuda a mis hermanos”. ‘A los 15 minutos llegó él y también corrió hasta que lo agarro la policía en Gascón y Rivadavia”, acotó.

La joven remarcó que Currado, quien “quedó detenido en la comisaría décima”, le decía “que fue todo por venganza de engaños, porque yo cuando no estaba con él hice cosas”.

‘Me decía que iba a ser la esclava, la puta de él que siempre iba a ser así y que si lo dejaba, iba a matar a mi familia”, añadió.

Sobre su ex pareja, dijo que “es una persona violenta y verbalmente muchísimo”. Ahora, “quiero que lo pague, estando preso, que no vuelva a cometer esto de nuevo”, añadió.

Tags

Comentarios Facebook