lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
29 | 11 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

Racing se dio el gran gusto en el clásico y quedó a un pasito

0
Comentarios


El equipo de Cocca fue pura efectividad y selló el 2-0 en una ráfaga en el primer tiempo, con sendos golazos de Bou y Romero que lo dejan a tiro de la clasificación a la Libertadores. La Academia venció a Independiente como visitante después de 14 años y siete derrotas al hilo desde la reinauguración del estadio. El Rojo sufrió la expulsión del "Torito" Rodríguez.

Racing se dio el gran gusto en el clásico y quedó a un pasito
Romero, lesionado, festeja el segundo gol. Lo grita Grimi y lo sufre Rodríguez Berrini. (Foto: Télam)
Foto:

Gracias a dos golazos en una ráfaga, Racing consiguió este domingo una importante ventaja de 2-0 sobre Independiente como visitante, en la final de ida de la Liguilla Pre Libertadores, y quedó a un paso de obtener la clasificación por segunda vez consecutiva al certamen continental.

En un partido de trámite parejo, intenso, pero casi sin situaciones claras de peligro, dos golazos anotados por Gustavo Bou y el paraguayo Oscar Romero, a los 37 y 40 minutos del primer tiempo, le dieron la ventaja a los dirigidos por Diego Cocca.

      Embed

      Embed

Racing -que no ganaba desde el 2001 en el Libertadores de América y venía de siete derrotas al hilo desde su reinauguración- se llevó un premio excesivo en virtud de su estrategia, pero merecido por la aplicación con la que la ejecutó, que obliga a Independiente a ganar por dos goles en la revancha del próximo domingo en el estadio "Juan Domingo Perón", si quiere mantener chances de ser el último clasificado por la Argentina al torneo subcontinental.

A Independiente le costó horrores crear chances de gol, pese a que tuvo la mayor posesión de la pelota, y para colmo jugó los últimos 40 minutos con un jugador menos por la expulsión de Diego "Torito" Rodríguez Berrini, por una dura infracción sobre Bou.

El equipo conducido por Mauricio Pellegrino demostró una vez más que le cuesta horrores hacer pie y ganar sin Jesús Méndez, una de sus figuras, quien se ausentó a raíz de una suspensión. Y pagó carísimo sendas equivocaciones en dos jugadas aisladas.

Racing, que adoptó una postura defensiva desde el vamos, sacó ventaja a río revuelto de una patriada de Bou, encontró el segundo en una genialidad de Romero y después se dedicó a sostener la ventaja para darse un gran gusto y cerrar un negoción.  

      Embed

      Embed



Comentarios Facebook