sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Política
06 | 12 | 2015
Imprimir
Agrandar
Reducir

En duros términos, Cristina acusó a Macri de maltratarla por teléfono

0
Comentarios


Con una catarata de mensajes a través de Twitter y una carta, la mandataria disparó fuerte contra el Presidente electo y contó que le exigió "a los gritos" que el traspaso de mando se realice en la Casa Rosada. "Hasta acá llegó mi amor", aseveró. Y le recordó al líder del PRO que la asunción presidencial "no es su fiesta de cumpleaños".

En duros términos, Cristina acusó a Macri de maltratarla por teléfono
Foto:

La jefa de Estado Cristina Kirchner se despachó esta tarde en duros términos contra su sucesor, Mauricio Macri, luego de una comunicación telefónica que mantuvieron por la entrega de los atributos de mando y al respecto afirmó que la ceremonia de asunción "no es su fiesta de cumpleaños, sino el día que asume como presidente".

La mandataria nacional nacional sostuvo que recibió "un maltrato en esa llamada" telefónica y señaló que Macri "parecía una persona distinta".

"No es su fiesta de cumpleaños sino el día que asume como Presidente de todos los argentinos"
, escribió la mandataria saliente en su cuenta de Twitter y luego publicada en su página web, tras señalar que no es la "acompañante" del líder del PRO.

Además, Cristina Kirchner insistió en que el traspaso de mando debe hacerse en el Congreso y no en la Casa Rosada, como pretende Macri.

La Presidenta señaló que el sábado llamó a Macri por teléfono y que el jefe de Gobierno porteño saliente "comenzó con un elevado tono de voz" a exigirle que debía "entregarle bastón y banda presidenciales en la Casa Rosada porque era su ceremonia y que si no lo hacía como él decía "la Corte Suprema de Justicia de La Nación" le iba a entregar los atributos, porque ya habían consultado".

"Debo confesar que me sorprendió la exaltada -eufemismo de gritos- verborragia del presidente electo", afirmó la mandataria y señaló que Macri "parecía otra persona totalmente distinta a la que aparece en los medios y agregó: "En un momento tuve que que recordarle que más allá de nuestras investiduras, él era un hombre y yo, una mujer y que no corresponde que me tratara de esa forma".



"Cuando pude hablar intenté explicarle lo dispuesto por la Constitución Nacional en sus artículos 91 y 93. Pero que más allá de lo dispuesto por la Constitución Nacional el acto de transmisión de mando, por simple comprensión de texto, exige la presencia de dos personas: la que entrega el mando y la que lo recibe", aseveró.

"No se trata de una ceremonia de nadie en particular, sino de un acto institucional, de un estado democrático y republicano en general. Que debe hacerse en el Congreso porque hasta que no preste juramento ante la Asamblea Legislativa no es presidente y que ni bien eso ocurra se le debe entregar en forma inmediata los atributos del Poder Ejecutivo. Y quien lo tiene que hacer es la que ha dejado de ser Presidenta en ese mismo instante o sea la que suscribe", prosiguió Cristina Kirchner.

Sostuvo que Macri, durante la conversación, "siguió gritando y diciendo que no es así", que ella lo debe esperar "en la Casa Rosada después de que él jure y hable en el Congreso y allí entregarle el bastón y la banda".

"Traté de explicarle que después que él jure yo ya no soy más Presidenta y que por eso tengo que entregarle banda y bastón ni bien él termine de jurar en forma simultánea, y es ahí cuando me dice, muy enojado, que yo lo tengo que acompañar -y me vuelve a repetir- porque es su ceremonia ", sostuvo la jefa de Estado.

Y agregó: "Buenos, ahí pensé: hasta acá llegó mi amor. Y le recuerdo tres cosas. La primera, que no soy su acompañante. La segunda, que el 10 de diciembre no es su fiesta de cumpleaños sino el día que asume como Presidente de todos los argentinos en un sistema democrático al que hay que respetar y que su símbolo mayor es la Asamblea Legislativa donde jura como Presidente y donde quien termina su período le entrega el mando".

Insistió en que "el maltrato" de esa comunicación telefónica con Macri le resultó "inexplicable y casi increíble" y que cuando leyó en los medios las informaciones sobre el contacto entre ambos comprendió que se trató de "una operación mediática más en donde la sociedad debía leer: Macri le ordenó a Cristina que tenía que entregarle la banda y bastón en la Casa Rosada".

Comentarios Facebook