martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
07 | 01 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Los gendarmes baleados por los prófugos: uno grave, el otro fuera de peligro

0
Comentarios


Un oficial de 33 años, quien habría identificado a los agresores como los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci, recibió un balazo en el tórax y está internado en el hospital Cullen. El otro, con un disparo en un brazo, se encuentra fuera de peligro.

Los gendarmes baleados por los prófugos: uno grave, el otro fuera de peligro
Hospital Cullen de Santa Fe (archivo)
Foto:

Los dos gendarmes baleados en la mañana de este jueves por los tres prófugos condenados por el triple crimen de General Rodríguez presentan diferentes cuadros: uno está fuera de peligro, pero otro se encuentra en grave estado, mientras continúa un megaoperativo para dar con los agresores.
 
El primero resultó herido alrededor de las 8.30, cuando Gendarmería Nacional realizaba un operativo en Ruta 6, en el cruce entre San Carlos y Gessler. Un gendarme de 44 años sufrió una herida de bala en el brazo derecho, con orificio de entrada y salida que no le provocó daños óseos. Y fue trasladado al Hospital Cullen de la provincia de Santa Fe.

Los delincuentes utilizaron al menos un fusil FAL en los enfrentamientos en Santa Fe, la misma arma militar usada en Ranchos, indicaron fuentes policiales.

Al comenzar una persecución, Gendarmería llegó a ellos en un camino rural ubicado en el límite de San Carlos Norte y San Agustín, cerca de una escuela rural de la zona.

Aquí se registró al segundo gendarme herido, oriundo de Buenos Aires. Sufrió dos heridas de bala: una con orificio de entrada en el glúteo y salida por el muslo izquierdo; la otra, a la altura del tórax.

El director del Hospital Suchón de esa localidad, Benjamín Zorrilla, puntualizó que dicho gendarme se encuentra en estado grave. En la Guardia del centro Médico informaron a la agencia NA que se trataría de Walter Aguirre, de 31 años, quien tras el tiroteo fue trasladado por personal de bomberos al Hospital José María Cullen de Santa Fe.

Este segundo gendarme fue el que reconoció a los agresores como Martín y Christian Lanatta y Víctor Schillaci, los prófugos condenados por el triple crimen de General Rodríguez que se evadieron el 27 de diciembre último del penal de General Alvear.



      Embed






Comentarios Facebook