domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Provincia
08 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Salud: inestabilidad laboral, sueldos impagos y alerta

0
Comentarios


Los gremios bonaerenses plantearon ante las autoridades sanitarias la problemática en el sector público y en el privado. En algunos casos se adeudan salarios desde febrero y no se abonó el medio aguinaldo.

Salud: inestabilidad laboral, sueldos impagos y alerta
Pablo Borgini, titular de ATSA La Plata. "Se pone en riesgo el sistema", dijo.
Foto:

Los representantes de los gremios bonaerenses de la salud pública y privada se declararon en "estado de alerta" ante varias situaciones de inestabilidad laboral y problemas de pagos en fecha por los que atraviesan los trabajadores de este sector.

El secretario General de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA) La Plata, Pedro Borgini, que incluye a los privados, y el secretario General del Sindicato de Salud Pública, Miguel Angel Zubieta, se reunieron con las autoridades de Salud provincial para analizar diferentes problemáticas que afectan a los trabajadores y que -de acuerdo con su evaluación- se han agravado en las últimas horas.

"Entendemos que la Salud es una sola. Es un servicio esencial al que tienen derecho de acceder todos los bonaerenses y si no preservamos a los trabajadores, se pone en riesgo el sistema sanitario bonaerense", dijo Borgini.

Borgini, que además es prosecretario de finanzas de la Federación de Trabajadores de la Sanidad, comentó en diálogo con DIARIO POPULAR: "En una reunión con las autoridades de salud provincial, el miércoles, planteamos una serie de problemas que tienen que ver con las demoras en pagos de sueldos en varios distritos, que en algunos casos llegan hasta febrero y en otros aún no se pagó el medio aguinaldo".

Detalló Borgini que hubo casos concretos como en Saladillo, Chascomús y Necochea donde los atrasos produjeron inconvenientes, "aunque en los últimos días la situación comenzó a normalizarse" y atribuyó parte del problema al atraso en los pagos de PAMI por las prestaciones en las clínicas y hospitales".

En el caso de la salud pública destacó que "hay en revisión más de 2000 contratos, y surge la inquietud de que se cierren las fuentes laborales, la situación es complicada, porque además el trabajo en equipo se resiente, hay falta de enfermeros, y hay contratos de compañeros becados fueron incorporados hace bastante tiempo, y son profesionales que desempeñan sus tareas" desmintiendo que se trate de "ñoquis".

Con respecto a la respuesta, recordó: "La ministra de Salud, Zulma Ortiz, dijo que los contratos están en revisión, por lo cual persiste el estado de alerta". El directivo remarcó que "si a esto se le agrega el tarifazo decretado por el gobierno y la suba de la inflación, el panorama no es bueno".

Tras reconocer que el panorama todavía es un poco más aliviado en la esfera privada que en la pública, Borgini señaló que "la restricción de servicios es inevitable, aunque no implica una parálisis por ahora, salvo casos puntuales, como el paro de la CICOP, que agrupa a los médicos, por un tema salarial".

El representante gremial tampoco se mostró de acuerdo con la nueva reglamentación que limita la provisión de varios medicamentos al sector pasivo: "Creemos que deberían haber tomado recaudos y anunciarlo de aquí a un par de semanas, para adecuar la situación de a poco, ya que los abuelos en una gran mayoría ganan un mínimo de 4.900 pesos, y no todos los medicamentos a los que se las saca la cobertura son prescindibles".

En cuanto al tema paritarias, Borgini aclaró: "Tenemos que arreglar siete convenios, de acuerdo al tipo de profesiones, desde laboratorios y hospitales hasta geriátricos y enfermeros. La idea es firmar por un año, y hacerlo entre mayo y junio, como ocurrió el año pasado". Y en cuanto a la cifra barajada, "creemos que no puede estar debajo del 32 o 33 %, ya que la proyección a todo el año es bastante más alta de lo que el gobierno afirmó".

Por su parte, Zubieta también cuestionó la decisión del gobierno de la Provincia de revisar los contratos del sector. Se trata de expedientes que la gestión de Daniel Scioli aprobó durante los meses de octubre, noviembre y diciembre para que esos trabajadores sean pasados a planta permanente.

"El gobierno no está en condiciones de revisar esos expedientes porque todos los incorporados ya pasaron -en su etapa de becarios- por ese período de seis meses por lo tanto el Ejecutivo no puede ampararse en ese artículo", indicó.i

Comentarios Facebook