domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
20 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Especial | La liga paralela que enfrenta a chicos y grandes

Luciano Bottesi
0
Comentarios
Por Luciano Bottesi


Las elecciones de junio ponen a un hombre del Ascenso al borde del sillón de Grondona y los clubes grandes parecen no encontrar candidato ganador y amenazan con una idea separatista que por primera vez fue pronunciada.

Especial | La liga paralela que enfrenta a chicos y grandes
Foto: NA
Foto:

La idea de la Superliga no es nueva. Es más, siempre funcionó cómo un método de presión para que los clubes grandes obtuviesen algún beneficio por sobre el resto en tiempo de negociaciones. La última vez que la idea separatista salió a la cancha fue cuando, ya sin Julio Grondona, intentaron frenar el campeonato de 30 equipos.

Esta vez sirve para varios frentes: la posibilidad de crear una liga paralela y que la vieja AFA se quede con el Fútbol Para Todos y la Superliga con los dólares del mejor postor y, también, para demostrarle al poder del Ascenso que por más votos que le den a Chiqui Tapia, el hombre de Barracas Central puede quedarse con una asociación sin atractivos.

Pero la diferencia es que esta vez sólo el tabú de la superliga puso en guardia a buena parte del fútbol argentino y trazó una brecha entre chicos y grandes. Y dejó de ser un trascendido al que el presidente de San lorenzo, Matías Lammens, se refirió sin eufemismos. "Sí, es una posibilidad", asumió.

"Para no hablar pavadas, me gustaría que alguno de los que está hablando en otros ámbitos de una cosa semejante, que venga acá y lo cuente, así sabemos de qué se trata", indicó en la puerta de la AFA el titular de Belgrano, Armando Pérez, que en el mediodía del martes se había reunido con una porción de clubes del interior, principalmente de Primera, para formar un bloque que tenga un representante en la mesa chica y, además, que lo sostenga como candidato el 30 de junio.

"No veo que sea una posibilidad, no me imagino cómo organizarían en tan poco tiempo un torneo de las características que trascendieron", indicó Claudio Tapia, vice segundo de AFA, presidente de Barracas Central y aspirante a serlo de la Asociación. "Hay muchas cosas que hacer para llevar adelante una superliga, como la llaman, que no están siquiera planteadas... yo no lo veo en lo inmediato", indicó Segura, aún presidente de La Casa.

LEA MÁS:

      Embed


La idea que blanqueó Lammens y que tiene el apoyo de su club y los otros grandes como Racing, Boca, River e incluso Independiente -que juega a todas las puntas- es separarse en la AFA y organizar su propio torneo, junto a una serie de equipos interesados en la escisión: clubes que se consideran medianos en el área metropolitano más clubes de caudalosa convocatoria en el interior. Los cinco grandes serían los organizadores y la superliga funcionaría como la española. Claro que para que suceda, además de romper con  AFA deberían tener el visto bueno de FIFA y luego ser aceptados por Conmebol, organizadora de las copas Libertadores y Sudamericana.

El vacío que en la última reunión de comité hicieron cuatro de los cinco grandes y sus supuestos seguidores puede leerse como una manera gráfica de lo que representa la superliga, que si tuviese capacidad de habla diría: "mírense las caras, cuenten cuántos son y no tengan dudas de cuánta importancia tendrá la Asociación sin los que faltan".

      Embed


Comentarios Facebook