jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
24 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El clásico de Avellaneda también quedó en cero y al Rojo le duele más

0
Comentarios


En el Cilindro, Independiente jugó mejor en el primer tiempo, Racing fue superior en el segundo y a ambos les faltó justeza en la definición. Beligoy, de pésima actuación, omitió dos penales en favor del local y uno para la visita, que sufrió más el resultado: quedó lejos de la punta.

El clásico de Avellaneda también quedó en cero y al Rojo le duele más
Noir pone el cuerpo y Tagliafico se pasa. Racing estuvo un poco más cerca. (Foto: Claudio Perín / Diario Popular)
Foto:

Racing e Independiente igualaron sin goles en un intenso clásico que disputaron este domingo por la duodécima fecha del Torneo de Fútbol de Primera División, que tuvo más fricción que juego y en el que a ambos les faltó justeza para romper el cero.

El resultado le duele más a Independiente, que se alejó de la punta: San Lorenzo y Godoy Cruz lo aventajan por cuatro unidades, y el Rojo deberá ganarle sí o sí al Ciclón la fecha que viene para mantener sus chances de quedarse con la Zona 1, o al menos aspirar a un segundo puesto que le permita proyectar la clasificación a la Copa Libertadores.

Los equipos se repartieron el dominio: la visita jugó mejor en el primer tiempo, mientras que el local fue muy superior en el tramo final -especialmente a partir del ingreso del talentoso paraguayo Oscar Romero- y quedó la sensación de que le faltó muy poco para llevarse todo el botín.

Las emociones del partido

      Embed



Si bien el cero certifica un escenario de deficiencias, ambos arqueros tuvieron intervenciones clave: Martín Campaña fue sostén en el peor momento de Independiente, mientras que Sebastián Saja estuvo atento y seguro ante los esporádicos intentos ofensivos del equipo conducido por Mauricio Pellegrino.

Federico Beligoy, de pésima actuación, ignoró tres penales: el primero en favor de Independiente a raíz de una mano intencional de Germán Voboril, y dos para Racing debido a una infracción de Gustavo Toledo sobre el ingresado Facundo Pereyra, más una mano del lateral derecho visitante en una acción individual de Lisandro López cerca del final.

El empate le quedó bien al partido, aunque Independiente, que sigue en deuda en los partidos calientes, lo sufre más. Ya sin chances en el torneo, y con la tranquilidad de haber realizado una producción digna pese a reservar a algunos de sus mejores valores, Racing puede pasar la página y volver a encolumnarse detrás de su sueño copero. 

      Embed

      Embed

      Embed





Comentarios Facebook