lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
27 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El Diablo sufre mucho cada vez que le toca recibir a San Lorenzo

Luis Stocik
0
Comentarios
Por Luis Stocik


Independiente en los últimos diecisiete años tan solo pudo vencer a los de Boedo en una oportunidad e incluso la última vez que jugaron en el Libertadores de América lo mandó al descenso.

El Diablo sufre mucho cada vez que le toca recibir a San Lorenzo
Foto:

Independiente recibirá el sábado a San Lorenzo y será su última oportunidad para acercarse a la punta de la zona que hoy por hoy comparten el Ciclón y Godoy Cruz. Eso lo marcan las matemáticas pero también las estadísticas tienen algo importante que decir. El Rojo en los últimos diecisiete años tan solo pudo vencer a los de Boedo en una oportunidad e incluso la última vez que jugaron en el Libertadores de América lo mandó al descenso.

Creer o reventar. El Santo se siente muy cómodo últimamente en la casa del Diablo. Llega, le moja la orejita y se va tranquilo. De los últimos catorce encuentros Independiente ganó 1 y el Cuervo rapiñó 5 empates y 8 triunfos; una racha nefasta para las ambiciones del Rojo que necesita sumar de a tres si o si.

      Embed
banner

Y en esta nueva oportunidad el encuentro será trascendental para ambos. San Lorenzo llegará con la necesidad también de no perder puntos ya que la eliminación tempranera de la Libertadores lo dejó con un solo objetivo y el Rojo sabe bien que si no gana dependerá de un milagro para luchar por el campeonato en las tres fechas que quedarán.

La última alegría de Independiente ante el Ciclón en Avellaneda data del 5 de febrero de 2006. Todavía era la Doble Visera y en el Clausura el Rojo por la fecha 3 lo venció por 1 a 0 con gol de Eduardo Bustos Montoya al San Lorenzo de Gustavo Alfaro. Desde allí todo fue decepción (ver aparte) con 5 derrotas y 2 empates. Sin dudas que la caída más dolorosa fue la del Torneo final 2013 la tarde que con gol de Angel Correa que decretó la pérdida de la categoría.

Será cuestión entonces que el equipo de Mauricio Pellegrino (tendrá que aguardar a saber si lo del Cebolla Rodríguez es desgarro) salte a la cancha a rendir la prueba de carácter que se le pide y comience a cortar con esta mala racha.
      Embed


Comentarios Facebook