viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
04 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

River hizo todo para pasar pero se quedó corto: el 1-0 lo dejó afuera de la Copa

0
Comentarios


El Millonario apenas se impuso 1-0 ante Independiente del Valle, más allá de que generó una docena de situaciones de gol muy claras. El 0-2 de la ida lo sacó de la Copa Libertadores en octavos de final.

River hizo todo para pasar pero se quedó corto: el 1-0 lo dejó afuera de la Copa
River vs. Independiente del Valle - Foto: Santiago Viana / Diario Popular
Foto:

"Hay que aceptar que estamos en un final de ciclo. Conceptualmente, hay que nacer de nuevo. Estamos jugando con el olor de la nafta que nos queda", había declarado Marcelo Gallardo una hora antes del partido, para la previa de la transmisión de TV. Y el "fin de ciclo" llegó. River quedó eliminado de la Copa Libertadores 2016 en octavos de final, luego de caer 2-0 en Ecuador y de imponerse 1-0 como local (gol de Lucas Alario) ante Independiente del Valle.

Curioso: River jugó su mejor partido en mucho tiempo. Pero quedó eliminado.

¿Si el resultado fue justo? No. El Millonario generó al menos una docena de situaciones de gol, que incluyeron dos remates al travesaño (un cabezazo de Alario y un zurdazo de D'Alessandro), disparos poco ortodoxos o acrobáticos (una chilena de Mora) ante los que el arquero Azcona se mostró impasable. Debió ganar por una diferencia incluso mayor al 2-0, resultado que al menos le hubiera dado la posibilidad de definir la historia por penales.

VIDEO: EL RESUMEN DE RIVER 1-0 INDEPENDIENTE DEL VALLE

      Resumen River Independiente Del Valle.mp4

Hubo un dominio abrumador del vigente campeón de la Copa Libertadores, que a partir de este momento cede su trono. Hubo búsqueda por abajo, con D'Alessandro como eje. Por los costados, con Mayada-Casco. Con tres puntas, cuando Alario reemplazó a Mayada. Con remates desde afuera. Y de cerca. Pero en el Monumental sólo se gritó un gol.

Como había advertido Gallardo, el tanque de este River que supo ganar la Copa Sudamericana y la Copa Libertadores estaba vacío. Dejó todo en esta tarde noche del Monumental. No le quedó una gota, de sudor o de combustible, sin usar. Le alcanzó para un gol pero no le dio para más. Ahora, será el turno de Gallardo, de ensamblar otro modelo, de cambiar varias piezas, para volver a ser.


El relato y las estadísticas del partido


      Embed

      Embed

      Embed

      Embed



      Embed

Comentarios Facebook

Anterior Siguiente