jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Quilmeño
24 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Una familia que necesita una casa sin contaminación

Walter Leguizamón
0
Comentarios
Por Walter Leguizamón


Un matrimonio con 6 hijos vive cerca del arroyo Las Piedras, y para que no se agrave la enfermedad, uno de ellos debió mudarse a la casa de una tía en Varela. El nuevo hogar prometido por la comuna nunca llega.

Una familia que necesita una casa sin contaminación
Foto:

Vivir cerca del arroyo Las Piedras de Quilmes Oeste es un drama para cualquier familia, pero lo es más para las que tienen hijos con graves enfermedades.


Tal es el caso de Valeria Benítez, de 27 años, quien tiene 6 hijos, dos de los cuales padecen fibrosis quística y que, a la vez, uno de ellos vive en Florencio Varela debido a la gravedad de su enfermedad. 

En diálogo con El Quilmeño, la joven madre se mostró triste ante esta situación y confesó que "tener dos hijos con fibrosis quística y que uno de ellos no viva conmigo, es muy doloroso".

Valeria indicó que son "Gabriel de 6 años, que vive con una tía en Florencio Varela, y Priscila de 2, que está con nosotros en esta casa porque es muy chiquita". Ambos niños poseen esta enfermedad que provoca una acumulación de mucosidad espesa en los pulmones y que para combatirla necesitan nebulizarse tres veces al día.

Al respecto, la mujer contó que su vivienda, ubicada en La Rioja 4428, "no es apta para que vivan Gabriel y Priscila, además de los fuertes olores del arroyo, está el agua que entra cada vez que se desborda, que está contaminada y puede tener cualquier virus que agrave el estado de su frágil salud".

      Embed


Párrafo aparte le dedicó al caso de Gabriel, el más doloroso dado que vive lejos de ella. "Me duele mucho estar separada de él, pero es lo mejor que puedo hacer para que no se agrave su salud", puntualizó. 

Además, lamentó que su hijo de 6 "siempre cuando nos vemos, me dice que me extraña y que me quiere mucho. Eso me hace doler el alma, igual, tengo que ser fuerte".

Posteriormente, recordó que desde la Secretaría de Desarrollo Social de Quilmes, durante la anterior gestión, "me prometieron que me iban a dar una mano en conseguir una nueva casa, pero no cumplieron, tampoco lo hace esta nueva gestión".

También, subrayó que no tiene los recursos necesarios para mudarse porque "vivimos gracias a las changas que hace mi marido en el rubro de la construcción". Agregó Valeria Benítez que "mi esposo, Cristian Rojas, tiene 29 años y a veces viaja hasta Usuahia para trabajar. Ahí, me quedo sola y hago lo que puedo ante esta situación", cerró.
      Embed


Comentarios Facebook