miércoles 28.09.2016 - Actualizado hace
General
03 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Polémica sobre lo efectivo del programa Precios Claros

0
Comentarios


Héctor Polino cuestiona la insuficiencia de los controles por parte del Estado, que posibilita un crecimiento de precios, y Blanco Muiño sostiene que las herramientas son las adecuadas y que funcionan.

Polémica sobre lo efectivo del programa Precios Claros
Foto:

Encontrar un porqué al aumento de los precios de los productos que conforman la canasta básica es un tema que desvela a los especialistas en consumo y a las autoridades gubernamentales. Los primeros argumentan que el programa Precios Claros y la concentración en pocas manos de la venta minorista conspira con la adecuación inflacionaria, mientras que desde el gobierno aseguran que las herramientas dispuestas hasta el momento son las correctas y "están funcionando".

La alta concentración de la venta minorista dentro de las grandes cadenas de hipermercados unido a la falta de suficientes controles estatales favorece la suba de los precios, explicó un experto en consumo.

Según Héctor Polino, titular de Consumidores Libres, "cinco grandes cadenas concentran el 70 % de la venta minorista del país, lo que explica los altos márgenes de ganancia que obtienen gracias a la posición dominante dentro del mercado".

"En Argentina la diferencia de precio entre el fabricante y el consumidor se ubica entre el 40 y el 250 %, mientras que en los países centrales como Estados Unidos las grandes cadenas perciben una diferencia de apenas 9 %", precisó.

"En esos países los accionistas de esas cadenas están felices con esa ganancia; imagínese en Argentina...", sostuvo Polino que consideró que a esta distorsión se suma la falta de controles estatales.

En este sentido, el especialista indicó que las iniciativas para limitar el poder de los hiper, como el programa "precios claros" que permite comparar precios de una canasta de productos a través de internet, "lo único que logran es favorecer la concentración de estos canales comerciales".

Desde el gobierno admiten que la batalla contra la inflación es difícil y sobre todo prolongada, pero aseguran que las herramientas dispuestas para esa lucha "son adecuadas y están funcionando".


LEA MÁS:

      Embed


En diálogo con este diario, Fernando Blanco Muiño, director nacional de Defensa del Consumidor, defendió su principal aporte al combate a la inflación: el programa precios claros, que permite comparar precios entre las distintas bocas de expendio más próximas al domicilio del consultante.

"Es una herramienta muy útil y valiosa que se va consolidando", dijo el funcionario que expresó que "el programa tiene un uso creciente entre los consumidores algo que se mide por la cantidad de consultas y comentarios que recibimos en la página web".

"Una de las consecuencias positivas de la utilización del programa ha sido que ha generado una mayor competencia entre las cadenas", evaluó Blanco Muiño que señaló que "en los últimos días una de esas cadenas ha publicado un listado de productos con precios y no porcentajes como se venía haciendo hasta ahora".

"De esta manera el consumidor tiene una noción más certera de los valores a los que va a pagar cada producto", indicó,

El funcionario precisó que el 60% de las consultas que se reciben en la página de internet del programa provienen del interior del país, lo que reafirma el alcance federal de "precios claros".

      Embed





Comentarios Facebook