miércoles 28.09.2016 - Actualizado hace
Fútbol
01 | 09 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Se retiró Osvaldo: ahora se dedicará a la música

0
Comentarios


El delantero que pasó más polémicas que éxitos en Boca decidió dejar el fútbol a los 30 años, según confirmó su representante. Su último partido fue contra Nacional de Montevideo: ese día jugó cinco minutos

Se retiró Osvaldo: ahora se dedicará a la música
Foto:

La última imagen de Daniel Osvaldo como futbolista es así: un hombre que entra al partido faltando cinco minutos, juega, se enoja porque le hubiera gustado estar más tiempo en cancha, se va corriendo al vestuario, se encierra en el baño, enciende un cigarrillo y agarra el celular. Cuando el técnico entra al vestuario, se ahoga con la nube de humo, encuentra al jugador y decide echarlo del equipo. Después de ese día, ese jugador no vuelve a pisar una cancha de fútbol.

LEA MÁS:

      Embed

A Osvaldo le rescindieron el contrato en Boca. Había llegado a principios de 2015 con un objetivo claro: ganar la Copa Libertadores. Parecía una estrella: en su remera, lucía una mano abierta para chicanear a River por el 5-0 que le había propinado el Xeneize en verano. En la Copa quedó eliminado por el Millonario en octavos de final. Regresó en enero, otra vez, para intentar salir campeón de América. Tampoco lo consiguió.

La noticia del retiro la confirmó Darío Decoud a la agencia de noticias NA. El empresario informó que Danistone "tomó la decisión después de sentirse frustrado por su último paso por Boca" y contó que "le acerqué ofertas, pero no quiso saber más nada". Y ratificó, a la vez, que se quiere dedicar a la música.

Los mejores momentos de Osvaldo sucedieron en Espanyol de Barcelona y en Roma. Entre esos equipos, suma tres años. Debido a su gran nivel en Roma, se nacionalizó italiano. Jugó en la selección italiana. Después, empezó a boyar por equipos: Southampton —Mauricio Pochettino, entrenador del conjunto inglés, llegó a decir que había sido un error contratarlo—, Inter, Juventus y Porto, en el medio de las dos etapas de Boca. Nunca más demostró la jerarquía que parecía tener.

En este mercado de pases tuvo sondeos del Chievo Verona. Todavía estaba dolido por la decisión de Guillermo Barros Schelotto, de despedirlo del club tras el encuentro de ida ante Nacional. Frustrado, no quiso volver a las canchas. Ni lo hará. Ahora, su campo de juego serán los escenarios.

      Embed

Comentarios Facebook