viernes 2.12.2016 - Actualizado hace
Internacionales
20 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Hillary-Trump, último round con otro debate caliente

0
Comentarios


El aborto fue el tema más ríspido. El magnate se manifestó en contra y advirtió que designará jueces para rever la ley. Volvieron a cruzarse sobre el uso de armas y por la inmigración.

Hillary-Trump, último round con otro debate caliente
Foto:

En una charla en la que volvieron a abundar las acusaciones y se habló sobre temas como las armas, el aborto y la inmigración, los candidatos presidenciales de Estados Unidos, Donald Trump y Hillary Clinton, llevaron adelante su tercer y último debate antes de las elecciones del próximo 8 de noviembre.

La disertación comenzó con ambos postulantes saludándose con la cabeza, pero sin estrechar sus manos antes de dirigirse a sus estrados en la Universidad de Nevada, en la ciudad de Las Vegas, esquivando la tradición, e incluso el republicano advirtió que va a dudar en reconocer una eventual derrota.

Armas y aborto, temas críticos

Durante el primer tramo del evento, Clinton y Trump se cruzaron por la Segunda Enmienda constitucional, que protege el derecho a llevar armas en Estados Unidos.

La líder demócrata aseguró que entiende y respeta "la tradición de la posesión de armas" en el país, pero pidió más "regulación" porque los niños se matan accidentalmente, mientras que criticó a su rival republicano por apoyar a la Asociación Nacional del Rifle (NRA).

Por su parte, Trump alertó de que, con Clinton en la Casa Blanca, la Segunda Enmienda quedará "reducida" y agregó que "no sobrevivirá una presidencia" de su contrincante.


LEA MÁS:

      Embed

Con respecto al Tribunal Supremo, que actualmente cuenta con una vacante tras la muerte de Antonin Scalia, Trump recalcó: "Yo estoy en contra del aborto y designaría a jueces contrarios al aborto. Después volverá a los estados y los estados determinarán".

Clinton, por su parte, defendió "rotundamente" el derecho al aborto y denunció las "muy estrictas regulaciones" que están implantando "muchos estados" para restringir ese derecho, al tiempo que defendió que se tenga en cuenta "la vida y la salud" de la madre, frente a un Trump que sostuvo que "a los nueve meses no puedes matar al bebé".

Al hablar de la inmigración, el candidato republicano insistió en la construcción del muro que separe Estados Unidos de México: "Quiero el muro, tenemos que detener las drogas. Tenemos a hombres malos que se tienen que ir".

Clinton, negó querer "fronteras abiertas", que había revelado la organización Wikileaks en una de sus filtraciones recientes, y aseguró que lo que pretende es "una frontera segura y una reforma migratoria", mientras que recordó que son "una nación de inmigrantes y de leyes, que no quiere separar a las familias".

Otro tema en el que se cruzaron los candidatos fue sobre el presidente ruso, Vladimir Putin, quien expresó su apoyo a Trump, decisión a la que Clinton justificó debido a que "Putin preferiría tener una marioneta como presidente".

Al respecto, el magnate le retrucó que reconoce el respeto por la "firmeza" del líder ruso, al que dijo no conocer, y acusó a su rival de ser "la marioneta", ya que, según consideró, Putin fue "más inteligente" en los conflictos con Siria y Ucrania.

Trump había denunciado que las elecciones estaban arregladas, por lo que, consultado sobre cómo reaccionaría ante una eventual victoria de Clinton, se mostró críptico y expresó: "Estudiaré en el momento cómo voy a actuar".

Y hasta acusó a Clinton de estar detrás de las acusaciones de abuso sexual que han hecho contra él varias mujeres en las últimas semanas, a las que consideró como "falsas y ya desacreditadas".

      Embed

Comentarios Facebook