sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
General
23 | 11 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Investigan una millonaria estafa contra el PAMI

0
Comentarios


Están involucrados médicos y farmacias de todo el país y el desfalco se habría realizado con recetas y troqueles truchos. La maniobra también involucra a 130 mil afiliados fallecidos, mayoritariamente enfermos de diabetes.

Investigan una millonaria estafa contra el PAMI
Foto:

Una millonaria estafa que afecta al PAMI e involucra a médicos y dueños de farmacias de todo el país, con recetas y troqueles truchos y afiliados fallecidos, por un monto que ronda los 2000 millones de pesos, es investigada por la Justicia Federal que ya produjo varios allanamientos.

La maniobra defraudatoria involucra a 130 mil afiliados fallecidos, mayoritariamente enfermos de diabetes, cuyos datos fueron usados por al menos un año para falsificar recetas que luego eran cambiadas por dinero que pagaba el PAMI.

Según Sergio Peretta, titular del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFyB), la maniobra tiene extensión en todo el país, particularmente en las provincias de Buenos Aires, Corrientes, Misiones, Santiago del Estero, Formosa y Mendoza.

"Tuvimos acceso a la investigación, que detectó que la estafa se realizaba principalmente con la insulina, las tiras reactivas y las lancetas que utilizan los pacientes que padecen diabetes", explicó Peretta a este diario.

Según el profesional, en promedio cada caja de insulina cuesta entre 300 y 800 pesos, en tanto que el precio de las tiras reactivas oscila entre 400 y 1000 pesos y las lancetas cuestan otros 200 pesos.

"Con estos valores, cada paciente gasta por mes unos 1200 pesos, que si los multiplicamos por 130.000, que es la cifra de afiliados fallecidos involucrados en la estafa y por los doce meses a lo largo de los cuales se extendió la maniobra arribamos a la cifra de 1.872 millones de pesos", estimó Peretta.

El titular de SAFyB aclaró que entre los presuntos involucrados en la estafa al PAMI habría dueños de farmacias ("no profesionales farmacéuticos", aclaró) y podría haber también médicos que firmaban las recetas falsas.

En el capítulo bonaerense de esta gigantesca maniobra, este lunes la Justicia Federal de Quilmes allanó más de 29 farmacias y siete Unidades de Gestión Local (UGL) del PAMI, en el marco de una causa en la que se investigan irregularidades cometidas entre 2010 y 2015 con el objeto de obtener tiras reactivas para pacientes diabéticos (aparato que mide el nivel de azúcar en la sangre).

La causa se inició en abril de este año, a raíz de un informe elaborado por las autoridades de la obra social de Jubilados y pensionados, y que fue presentado ante la Unidad Fiscal de Investigaciones destinada a indagar sobre la comisión de delitos cometidos en el PAMI, a cargo de Javier Arzubi Calvo.

"Los allanamientos que realizamos arrojaron un resultado positivo. Es esta primera etapa nos centramos en investigar las UGL de la zona sur del Gran Buenos Aires (GBA), pero las maniobras se llevaban a cabo en nueve provincias", señaló Arzubi Calvo.

La presentación consigna que fueron detectados 1133 casos de afiliados al PAMI que a pesar de haber fallecido registraban consumos por más de 23 mil unidades, entre un período que comprende entre 2010 y 2015.

Los procedimientos que se cumplieron este lunes estuvieron ordenados por el juez federal Luis Armella, a cargo del expediente, en tanto que la acusación depende de la fiscal Silvia Cavallo.

Arzubi Calvo aseguró que en uno de los allanamientos se detectó en el acto una falsificación de troqueles de cajas de medicamentos que se adjuntan en las recetas que luego son giradas a la obra social para reclamar luego un rembolso.

Esta maniobra se comprobó, según informó el responsable de la UFI PAMI, en una farmacia ubicada en la localidad de Avellaneda.

LEA MÁS:

      Embed



"Estamos hablando de una cadena de falsificación que requería la participación de consultorios médicos que eran vecinos a estas farmacias y también de funcionarios del PAMI", advirtió el integrante del Ministerio Público Fiscal.

En una primera etapa de la causa se investigan las adulteraciones perpetradas con las tiras de reactivos que se les aplicaban a los pacientes diabéticos, pero se sospecha que la maniobra alcanzó también a provisiones de insulina facturadas mediante este mecanismo.

En la denuncia, se aportan 433 recetas que involucran a afiliados al PAMI que figuran en los registros de la obra social como beneficiarios de prestaciones médicas, a pesar de la Anses los había dado de baja por fallecimiento.

Las recetas pertenecen en su mayoría a la UGL de Lanús, Quilmes, Capital Federal y San Martín, y con esos formularios se obtuvieron de manera ilícita 991 cajas que contenían 50 unidades de tiras reactivas.

"Estamos ante una maniobra sideral. Por el momento no hay detenidos, pero es una operatoria que se realizaba en varias ciudades de la Argentina", subrayó Arzubi Calvo

Comentarios Facebook