domingo 22.01.2017 - Actualizado hace
Fútbol
11 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Boca dio una prueba de carácter y el premio fue la punta

Ricardo González
0
Comentarios
Por Ricardo González


El equipo del Mellizo, que venía de ganar dos clásicos al hilo, rubricó su buen momento con un enorme triunfo en el Superclásico y desplazó a Estudiantes de la cima de las posiciones.

Boca dio una prueba de carácter y el premio fue la punta
Foto: AFP
Foto:

Tras hilvanar dos victorias consecutivas de importancia, ante San Lorenzo y Racing, Boca llegaba al Superclásico entonado, con el ánimo por las nubes, no sólo por su trepada en la tabla de posiciones sino por un rendimiento futbolístico alto, el mejor desde la llegada de Guillermo Barros Schelotto como entrenador.

El cruce en el Monumental se presentaba como un desafío para el equipo del "Melli": dar una prueba de carácter y consolidar la evolución, o que los triunfos precedentes fueran fruto de una primavera fugaz. Se impuso lo primero. De yapa, Boca llegó a la punta. Y el pueblo xeneize sueña en grande.

Sueña porque Carlos Tevez (¿se queda o se va a China?), que ya había jugado un gran encuentro frente a Racing, tuvo una actuación consagratoria en el Superclásico y parece haberse reencontrado definitivamente con su mejor versión. Sueña porque Fernando Gago regresó en un nivel superlativo: desde su jerarquía se definió un nuevo estilo de juego y crecieron los niveles individuales de la mayoría de los titulares. 

Hoy Boca sale jugando desde el fondo, con pelota a ras del piso, de manera asociada, tocando en paredes, abriendo por las puntas o bien con algún pase vertical desde el pie exquisito de Pintita, con un cambio de dibujo, el 4-3-1-2, que lo ha beneficiado de manera notable.

Y desde esta variante, creció muchísimo el Apache, tirado atrás casi como un enganche y, fundamentalmente, se soltaron los otros dos mediocampistas, Pablo Pérez y Rodrigo Bentancur, quienes juegan sin tantas presiones, más confiados y hasta llegando cerca del área rival; con delanteros que son pura contundencia más allá de los nombres.

El triunfo en un Superclásico que será recordado por muchos años puede ser el salto anímico para proyectarse en su carrera por el título. Boca toma impulso y viene pidiendo pista.

      Embed

Comentarios Facebook