lunes 23.01.2017 - Actualizado hace
Internacionales
02 | 01 | 2017
Imprimir
Agrandar
Reducir

Motín sangriento en Brasil dejó 56 muertos

0
Comentarios


El hecho ocurrió en Manaos, al norte del país vecino, durante la madrugada del domingo y la mañana del lunes. Las fuentes informaron que se trató de un enfrentamiento entre bandas

Motín sangriento en Brasil dejó 56 muertos
Foto: http://www.emtempo.com.br/.
Foto:

Un motín sangriento en Manaos, capital del estado brasileño de Amazonas, dejó 56 muertos, después de un enfrentamiento entre bandas narco dentro del complejo penitenciario Anisio Jobim. El secretario de la Administración Penitenciaria, Sergio Fontes, sostuvo que se trató de "la mayor matanza cometida en una prisión de Amazonas".

Dos bandas dedicadas a la venta de drogas, una local y otra con origen en San Pablo, fueron las que se trenzaron durante 17 horas, entre las últimas horas del domingo y la mañana del lunes.

El funcionario añadió: "Muchos fueron decapitados y todos sufrieron mucha violencia para enviar un recado a sus enemigos". En cuanto a posibles sobrevivientes, Fontes comentó: "Se consiguió preservar la vida de rehenes, tanto funcionarios como rehenes internos".

 El funcionario señaló que no hubo daños materiales importantes a excepción de "alguna celda

El hecho ocurrido en el inicio de 2017 se suma a una serie de violentos hechos que incluyeron a distintas prisiones del país vecino.

El 17 de octubre, en una cárcel del estado de Romaira, el enfrentamiento entre dos facciones dejó un saldo de 25 muertos.  "Aquí en Amazonas existen dos organizaciones, el PCC y la FDN, y ayer estalló una venganza por parte de esta última" contra miembros del PCC, sostuvo Fontes.

De acuerdo con un estudio del Ministerio de Justicia, que detalla que la mayoría de los presos son jóvenes negros, la población carcelaria era de 622.000 personas a fines de 2014 en Brasil. Es la cuarta mayor población penal del mundo detrás de Estados Unidos, China y Rusia, según el documento, mientras organizaciones defensoras de los Derechos Humanos han alertado varias veces sobre las deplorables condiciones de los presidios en el gigante sudamericano.

Para enfrentar la superpoblación de sus establecimientos carcelarios, Brasil debería aumentar en 50% su número de plazas.

En el estado de Amazonas, con una población carcelaria superior a los 8.800 individuos, las cárceles albergan 2,59 presos por cada lugar disponible. Y la disputa por el narcotráfico se traslada paredes adentro. "Hay una guerra silenciosa del narcotráfico en la que el Estado tiene que intervenir", enfatizó el secretario Fontes.


      Embed

      Embed


Comentarios Facebook