domingo 22.01.2017 - Actualizado hace
Turismo
04 | 01 | 2017
Imprimir
Agrandar
Reducir

Entre las olas y el viento, sucundum a pleno sol en Mardel

Pablo Vignola, enviado especial a Mar del Plata
0
Comentarios
Por Pablo Vignola, enviado especial a Mar del Plata


La playa volvió a ser la reina de las vacaciones. Aunque esta vez hubo que tomar algunos recaudos para hacerles frente a las fuertes ráfagas que soplaron desde el Sur y a un mar agitado y bastante crecido.

Entre las olas y el viento, sucundum a pleno sol en Mardel
Foto:

El sol sigue siendo el gran protagonista del verano marplatense. Ayer, con una temperatura por demás agradable que trepó hasta los 29 grados en horas del mediodía, un cielo completamente celeste pintó con mejor tonalidad a una jornada que había amanecido algo brumosa.

Ante este panorama, no hubo lugar a dudas de que se trataría de otro día fantástico para disfrutar de la arena, el sol y el mar. Claro que, en esta ocasión, y desde temprano, se hizo presente el viento, que impuso su presencia hasta bien entrada la tarde. Con ráfagas que superaron los 20 kilómetros por hora, este factor que suele transformarse en un elemento algo fastidioso, obligó a tomar ciertas precauciones a la hora de elegir el destino y, principalmente, la ubicación. Pese a que el viento procedió durante toda la jornada del sector sur, lo hizo con aire cálido, por lo que no destempló el ambiente; incluso, para los que encontraron lugares reparados para el acampe playero (en sectores verdes de la ciudad) se transformó en una agradable brisa refrescante.

A este detalle hay que agregarle que, desde media mañana y hasta las primeras horas de la tarde, la pleamar ubicó al mar -bastante revuelto- muy encima de las playas; en algunos sectores de Punta Mogotes, por ejemplo, casi sobre la línea de las primeras carpas, como ocurrió en los balnearios ubicados más al sur (el 1 y el 2).


LEA MÁS:

      Embed
Mar del Plata: para el intendente Arroyo, será una temporada excepcional

Así lo señaló en la ceremonia de bienvenida al aeropuerto marplatense del primer avión de Andes, la nueva aerolínea. Dijo que espera que estos vuelos "sean frecuentes durante todo el año" y que sirvan también para "transportar mercaderías".


Claro que ni el viento ni el mar algo embravecido y crecido, ahuyentaron a los miles de turistas que una vez más cargaron de color las playas de La Feliz. Incluso, el mar, que volvió a tener las aguas muy templadas, fue una invitación permanente al chapuzón para grandes y chicos: "El agua está hermosa -contó Analía que se animó a llegar hasta la orilla con la pequeña Ema, de un año, en brazos- el tema es cuando salís, el viento te pone la piel de gallina". Carlos, por su parte, prefirió acompañar a Malena, de 11 años, a la pileta con agua climatizada que ofrece el Parador B-12, también en el complejo de Punta Mogotes.

Cuando el viento manda, genera complicaciones. Y las mismas se van incrementando con el correr de las horas; porque no es lo mismo el efecto que causa cuando uno ni bien llega a la playa y todo lo entusiasma, que después de tres o cuatro horas soportando su insistencia. El principal fastidio lo genera la mucha arena que vuela, cubre nuestras pertenencias y nos puede afectar los ojos; también conspira con nuestras visitas al mar por lo mencionado anteriormente "a la hora de salir del agua". Por eso siempre viene bien tomar una serie de medidas precautorias para contrarrestar los efectos de esas ráfagas violentas de viento.

Para este jueves, el pronóstico del tiempo prevé una sensible baja de la temperatura (se estima una máxima de apenas 21 grados) pero todavía con cielo despejado y mucho sol, por lo que todavía no hay que descartar que se pueda disfrutar de otra linda jornada de playa.

      Embed


Comentarios Facebook