El púgil que había sido operado de un hematoma subdural tras su pelea con Gustavo Lemos en Desvío Arijón, Santa Fe, se recuperó totalmente.

El púgil bonaerense Maximiliano “El Picante” Verón, fue dado de alta el lunes por la mañana tras haber sido operado de un hematoma subdural, luego de la peleaante el también bonaerense Gustavo Lemos, que sostuvieron el pasado 17 de abril en Desvío Arijón, Santa Fe, y que perdiera por KOT 8, según informó su DT y compadre Marcelo Cerrezuela.

Como se recordará, tras aquella derrota Verón emprendió la vuelta a Buenos Aires, pero a la altura de Rosario comenzó a descomponerse en el auto en que viajaba junto a su DT que estaba al volante, quien reaccionó de inmediato y lo llevó al hospitalmás cercano (el Juan Bautista Alberdi), de donde lo trasladaron al Hospital de Emergencias Dr. Clemente Álvarez (HECA), en el cual le practicaron una craniectomía y le descomprimieron el cerebro.

Verón quedó en coma farmacológico con respirador, sufrió luego una neumonía intrahospitalaria que en principio se confundió con COVID-19, pero poco a poco fue recuperándose al cuidado de su entrenador y familia.

El Picante había sufrido un accidente motociclístico meses antes de la pelea donde recibió un fuerte golpe en la cabeza, del que no había dicho nada por temor a que lo parasen en la actividad boxística.

En marzo enfermó de COVID del que se repuso, pero al parecer le quedaron rastros porque el test PCR al entrar al hospital le dio positivo. Para colmo, antes –en el primer nosocomio- le robaron la bolsa completa de la pelea ($ 270.000 $), hecho del que su DT hizo la correspondiente denuncia.

Maxi abrió los ojos y habló el lunes de la semana pasada, pero recién el 10 de mayo le dieron el alta, aunque se quedaron allí un día más para una revisión de rutina y emprender la vuelta hoy para sus pagos.

"Nos quedamos en el hotel, porque le harán una revisión de rutina y nos vamos para Buenos Aires. Va a estar en la casa. Gracias a Dios es todo Bueno. Yo pensé que se me moría en los brazos", expresó su DT Marcelo Cerrezuela.

"Es una vuelta a la vida. Yo volví a la vida junto con él. Fue todo muy fuerte, pensé que se me moría en los brazos, fueron días muy duros y de mucha incertidumbre. Lo tengo desde amateur. Es como un hijo más para mí. Hay un vínculo de mucho respeto, compañerismo y cariño. Además, su hijo es mi ahijadito. Cuando Maxi se despertó, creo que yo también me desperté", contó el DT vía telefónica.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados