El conductor y dirigente habló tras la consagración de Bolívar en la Liga Argentina de Vóleibol y reconoció que el título significó "un mimo al alma" en el marco de su renuncia a la AFA y al pedido de licencia en San Lorenzo

Marcelo Tinelli, quien motorizó el proyecto de Bolívar en la Liga Argentina de Vóleibol, reconoció anoche que el séptimo título alcanzado por su entidad anoche al superar como local al séxtuple campeón consecutivo, UPCN San Juan, en sets corridos, fue "un mimo para el alma después de una semana muy dura" en la que renunció a sus cargos en la AFA y pidió una prolongada licencia como vicepresidente de San Lorenzo.

"La verdad que este título es para mi como un mimo al alma, algo que necesitaba después de una semana muy dura. Y también para el cuerpo, porque me ayuda a recuperarme más rápido de la enfermedad", confió Tinelli al término del quinto partido de la serie jugado en el estadio bolivarense República de Venezuela.

LEA MÁS

"Hace 15 años llegamos a la Liga y muchos dudaban de que lo estábamos haciendo para quedarnos, pero aquí estamos y por eso teníamos que ganar este título, ya que representaba mucho para nosotros", enfatizó.

El ahora identificado solamente como conductor televisivo, luego de quedar atrás su función como vicepresidente de la Comisión de Selecciones de fútbol de AFA y de aspirante a presidir la Súperliga en agosto próximo, saltó al rectángulo de juego ataviado con una camiseta celeste de Bolívar con su apellido impreso en el pecho sobre el número 1 y luciendo su habitual gorra de cuero negra, mientras desde todos lados le caía agua espuma de quienes celebraban a su alrededor.

Con la emoción a flor de piel y la mirada brillante, Tinelli pudo cerrar, en el ámbito deportivo, con una alegría esta semana en la que se le apagaron otras ilusiones depositadas en un deporte muy distinto al vóleibol, que le había deparado muchas satisfacciones con San Lorenzo pero muchos sinsabores con la AFA, al punto de afectar su salud con un severo cuadro de estrés.

Aparecen en esta nota: