El hombre más rápido de la historia comienza su despedida del atletismo a los 30 años, en el Mundial de Londres, donde buscará dos nuevos títulos, en 100 metros y 4x100. Para sorpresa de muchos, no competirá en los 200 metros, la prueba que dominó con mayor facilidad

Usain Bolt inicia este viernes su despedida del atletismo con la primera ronda de los 100 metros del Mundial de Londres-2017. El mejor velocista de todos los tiempos dará sus últimas zancadas antes de su retirada. El sábado le esperan las semifinales y la final.

El hombre 100, afirma estar “100 por 100 confiado” en añadir dos nuevos títulos mundiales a los once que ya ha conseguido, ya que también disputará en Londres-2017 la prueba de relevos 4x100.

A sus 30 años, con un poco menos de potencia, prefirió sacrificar su prueba favorita, los 200 metros, donde siempre dominó con más facilidad que en la prueba de 100.

En ambas distancias, en 100 y 200 metros, conserva los récords mundiales (9.58 en la prueba corta y 19.19 en la larga).

Las carreras de 100 metros del viernes y el sábado son un duro test para Bolt, que solo disputó tres pruebas sobre esta distancia esta temporada, dos veces por encima de los diez segundos (en Kingston y Ostrava) y una vez con una marca más convincente (9.95 en Mónaco el 21 de julio).

La evolución de Usain Bolt, de 2004 a 2017

La evolución de Usain Bolt, de 2004 a 2017

“Pero mi técnico (Glen Mills) confía en mis posibilidades y yo me siento preparado. Estoy completamente seguro de mí mismo, al cien por cien”, afirma Bolt.

El jamaicano, con un poco de ironía, reconoció que no es favorito en la prueba de 100 metros, pero afirmó que quiere borrar de los diarios esas dudas sobre sus posibilidades y que al final de la prueba los periódicos titulen que es “invencible”.

La competencia para Bolt en Londres será dura, comenzando por el veterano estadounidense Justin Gatlin, de 35 años, que estuvo castigado por dopaje y que en 2013 había logrado derrotar al jamaicano en los 100 metros de la reunión de Roma por una centésima de segundo.

En caso de victoria de Gatlin, sería un final infeliz para el cuento de hadas de Bolt, sobre todo porque el norteamericano estuvo suspendido por dopaje entre 2006 y 2010, después de haber ganado el oro en los Juegos de Atenas de 2004 y en el Mundial de Helsinki de 2005.

Usain Bolt zapatillas_result.JPG

Gatlin, la sombra de Bolt

Gatlin es la sombra de Bolt en los últimos años, al ser segundo, detrás del jamaicano en los Mundiales de Moscú-2013 y Pekín-2015 y en los Juegos de Rio-2016.

Otra amenaza del jamaicano será su compatriota Yohan Blake, que fue campeón del mundo de 100 metros en Daegu-2011, cuando Bolt fue descalificado por una salida falsa.

Ese oro de Daegu fue el único que se escapó a Bolt en una gran cita. En aquel evento de 2011 no pudo conseguir el triplete de oros de 100, 200 y 4x100 metros, que sí logró en Berlín-2009, Moscú-2013 y Pekín-2015. En la ciudad surcoreana ganó solo dos títulos.

El otro rival de Bolt en Londres será el norteamericano Christian Coleman, que realizó el mejor tiempo de la temporada (9.82).

Bolt se libró el miércoles de un rival al sufrir una lesión muscular el canadiense Andre De Grasse, bronce en la prueba en el Mundial de Pekín-2015 y en los Juegos de Rio-2016. El sudafricano Akani Simbine y el francés Jimmy Vicaut pueden dar la sorpresa.

Usain Bolt 2013_result.JPG
<p>Bolt, a toda velocidad en los 100 metros (2013)</p>

Bolt, a toda velocidad en los 100 metros (2013)

Para ser medalla de oro en este Mundial, Bolt sabe que tiene que acercarse a los tiempos que logró en los tres títulos que logró en los anteriores Mundiales: 9.58 en Berlín, actual récord del mundo, 9.79 en Moscú-2013 y 9.77 en Pekín-2015, cuando solo ha hecho 9.95 esta temporada en Mónaco.

“En mi última carrera hice 9.95, lo que indica que voy en la buena dirección. Las dos rondas preliminares (series y semifinales) siempre me ayudan”, advierte.

En caso de sumar dos medallas en Londres, Bolt se haría con el récord de metales en la historia del evento, con quince. A los once títulos logrados, que serían probablemente doce sin aquella salida falsa en Daegu-2011, hay que sumar las platas en 200 metros y el relevo 4x100 de Osaka-2007.

Con quince podios, superaría el récord de catorce que tiene su compatriota Merlene Ottey.

Fuente: AFP-NA

Aparecen en esta nota: