El incremento de los casos de Covid-19 en Argentina hace que se vean lejanas las fechas posibles del 3 o el 10 de agosto, pese a que se habían presentado los protocolos que exige el aislamiento preventivo, social y obligatorio por la cuarentena

Dicen que el hombre propone y Dios dispone. Y no quedan dudas. La intención del engranaje del fútbol continental era apurar la puesta en marcha de la actividad deportiva y, en ese contexto, la Conmebol resolvió ponerle una fecha oficial a la reanudación de la Copa Libertadores (15 de septiembre) con la recomendación de que, para entonces, los torneos locales también estuvieran en marcha. Ya en ese momento la Argentina frunció el ceño y alzó un dedo índice a modo de protesta: la posición nacional, en ese sentido, fue: "Los planteles podrán volver a entrenar cuando disminuya la transmisión comunitaria del virus". Y esa proyección no sólo no se cumplió, sino que la situación sanitaria se agravó por lo que las buenas señales que se esperaban para empezar a darle forma a la reactivación del fútbol, se transformaron en una señal inquietante que pone en riesgo que se siga avanzando en el tema e, incluso, la relación con la Conmebol que presionaba para que Argentina acomodara su calendario al del resto de los países de Sudamérica que (salvo en Bolivia) ya tiene a todos sus futbolistas entrenándose.

Para la tarde de ayer estaba programado un encuentro virtual entre el presidente de la AFA Claudio Tapia y el titular de la Liga Profesional Marcelo Tinelli, para empezar a definir el torneo que se jugará en nuestro país para completar la temporada y definir a los clasificados para las copas del 2022 y para lo que ya se había presentado un borrador que cuenta con aprobación de la mayoría. Esta charla entre los dirigentes estaba directamente relacionada con la reunión prevista para el martes de la próxima semana, en la que la AFA, conjuntamente con los dirigentes de todos los clubes, para fijar la fecha (protocolo mediante) del regreso a los entrenamientos, estimada por los más optimistas que caminan los pasillos de la sede de Viamonte 1366 para el 3 de agosto y por los más cautos para el 10, ya entrada la segunda semana del próximo mes.

Pero las noticias sobre el crecimiento de los contagios aplacaron los ánimos. Ante este panorama, no sólo no parece viable que se encienda la luz verde para los entrenamientos tan rápidamente, sino que pensar en planteles argentinos viajando por el continente para jugar los partidos de Copa es una posibilidad que parece aún más lejana que hace un par de semanas. Es más, si los números de contagios de Covid 19 sigue creciendo durante el fin de semana, en nuestro país es muy posible que el Gobierno nacional y las autoridades sanitarias no aprueben la apertura de los entrenamientos.

Anoche el médico del plantel de Vélez, Daniel Stumbo, se expresó sin vueltas sobre el tema: "Hoy no están las condiciones dadas para volver a los entrenamientos", dijo a El Show de Vélez. Incluso hasta vio con pesimismo el regreso de la Copa Sudamericana previsto para el 27 de octubre próximo como anunció Conmebol, por la situación de los aeropuertos y las cuarentenas oblilgatorias de ingreso al país.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados