El maestro llegó a Hollywood con este film que sigue siendo objeto de estudio e influencia para los grandes cineastas de la actualidad. En un nuevo aniversario, recordamos su grandeza y legado

No hay libro sobre cine que no dedique unos párrafos a Rebeca, una Mujer Inolvidable(Rebecca, 1940). Esta gema que cumple sus rutilantes 80 años, no solo fue la primera película filmada en los Estados Unidos por Alfred Hitchcock y un ejemplo de cine industrial que marcó un punto de inflexión en pleno período bélico; fue también la confirmación del estrellato hollywoodense de Laurence Olivier, su protagonista masculino.

El maestro del suspenso adaptó una novela homónima de Daphne Du Maurier y consiguió algo que parecía imposible para un medio audiovisual: lograr que un personaje ausente perturbe a sus protagonistas (y al espectador) durante todo el metraje. ¿Por qué se trata de un film de permanente estudio? Básicamente porque tiene una puesta de escena magistral, pero también sirvo como una radiografía de las miserias que ocultaba la aristocracia británica. No es casual que haya sido la musa evidente de Paul Thomas Anderson para concebir El Hilo Fantasma (Phantom Thread, 2017).

La película comienza con un recorrido sobre los brumosos jardines de la residencia de los recién casados. "Anoche soñé que volvía a Manderley", dice la protagonista en off y es su único comentario de ese modo en todo el metraje- y da a entender que lo que viene pertenece al universo de la imaginación o los sueños.

Curiosamente, el personaje principal (Joan Fontaine) no tiene nombre, es simplemente la nueva esposa de "Max de Winter" (Olivier), un mundano que la elige para ese papel como ha elegido otros objetos gracias a su riqueza y posición social, así que en su inocencia de novata la chica se siente fuera de lugar.

Hasta ese momento había sido dama de compañía de una mujer de alcurnia y enamoró a su galán en Montecarlo, en momentos en que él aún no podía olvidar a su primera esposa, que falleció pero cuya presencia no ha desaparecido de Manderley y cuyo retrato -fatalmente parecido a la recién llegada- preside una parte de la mansión, además de permanecer obsesivamente en el ánimo de la "Señora Danvers", un ama de llaves jugada con maestría por Judith Anderson.

De más está decir que a la esposa sin nombre la luna de miel le dura muy poco: en esa mansión rural británica en la que el lord vivió el amor de su vida junto a "Rebeca", su primera mujer, la vida se le transforma en un infierno cotidiano; por el comportamiento hostil del ama de llaves y porque dentro de sí misma la figura de su antecesora empieza a ser un fantasma de temer.

rebecca

El rodaje estuvo marcado por la II Guerra en Europa y Hitchcock estaba muy preocupado por el temor de que fuera bombardeada Londres, donde estaban sus familiares; pero además influyó la inseguridad de Joan Fontaine, cuya relación con Olivier era tensa, porque él hubiese querido que el papel lo hiciera Vivien Leigh.

Además, el productor David O. Selznick estaba incómodo por la forma "inglesa" de rodar de Hitchcock, que preparaba concienzudamente sus planos y los resolvía en una sola toma, lo que le dificultaba a él mismo meter mano en el cuarto de montaje, como solía hacer con otros directores.

Eso enardeció a Hitch, que fue uno de los primeros que se animó a declararle la guerra a un poderoso como Selznick, que intervenía antojadizamente en sus películas y sacaba y ponía directores, lo que lo hacía un tipo temido por su personal.

Hitch usó su flema británica y su inteligencia; se burló de los espías que Selznick le mandaba al estudio con frases soeces pronunciadas por lo bajo, fue intransigente con su elenco, confió en su propio talento, así como en su fotógrafo George Barnes y dejó para el cine una película que para muchos es inolvidable.

ADEMÁS:

Separadas sale del aire y suspenden las grabaciones de las ficciones de Pol-ka

Jared Leto no sabía nada sobre la pandemia del coronavirus

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados