El vocalista de Soundgarden y Audioslave falleció este miércoles por la noche en la ciudad de Detroit por causas que aún no fueron deterrminadas. Fue uno de los principales referentes del Grunge y una de las mejores voces de la música popular estadounidense

El cantante de rock Chris Cornell, conocido por su liderazgo y voz en bandas como Soundgarden y Audioslave, falleció este miércoles por la noche, a los 52 años, en la ciudad de Detroit.

La noticia se desprende de un comunicado de prensa que envió el representante del rockero, Brian Bumbery, a la agencia de noticias norteamericana The Associated Press.

LEA MÁS:

Según este escrito, la muerte de Cornell fue “repentina e inesperada”, e impactó terriblemente en su esposa y en su familia.

Bumbery indicó que la familia de Cornell colaborará con los forenses para determinar la causa de la muerte y pidió privacidad.

"Like a Stone", uno de los temas más conocidos de Audioslave

El músico de rock alternativo y hard rock, ganador de un Grammy, había actuado el pasado miércoles en el Fox Theatre de Detroit, en el estado de Michigan, al frente de los reformados Soundgarden, el grupo que lo catapultó a la fama.

Cornell nació en Seattle, en el estado de Washington, y comenzó en el mundo de la música con 7 años cuando se aficionó a tocar el piano.

Su carrera musical, dentro de la escena del rock, se inició en su ciudad natal cuando formó Soundgarden en 1984, una de las bandas insignias del movimiento Grunge, junto con otras como Nirvana, Pearl Jam y Alice in Chains.

El grupo se disolvió en 1997 y en 2001 Cornell se unió a tres ex miembros de Rage Against the Machine para formar Audioslave, supergrupo que editó tres álbumes de estudio y fue la primera banda estadounidense en tocar en vivo en Cuba.

En 2010, el vocalista volvió a tocar con Soundgarden, a la vez que continuó con su carrera solista (en la que llegó a editar cuatro álbumes), hasta el momento de su muerte.

Entre otros hitos a lo largo de su trayectoria se destacan la formación del supergrupo grunge Temple of the Dog, con el que editó un disco homónimo que se convirtió en una obra de culto, y la composición e interpretación de "You Know my Name", el tema de la película de James Bond “Casino Royale” de 2006, que se convirtió en un éxito.

Sin dudas, una figura con todas las letras y una de las mejores voces que parió el rock estadounidense a lo largo de su historia. Millones de fans a lo largo del mundo lo extrañarán mucho.

Aparecen en esta nota: