Con una puesta en escena minimalista, la ópera prima de Alberto Romero nos retrotrae a uno de los momentos históricos más importantes de la Argentina de los últimos tiempos desde la perspectiva de un grupo de amigos convulsionado

Con tan sólo cuatro personajes, actuaciones solventes, una puesta en escena minimalista, una historia fuerte y un espacio íntimo, Canadá se erige como una propuesta original y por demás interesante dentro del circuito del teatro off porteño.

Ópera prima de Alberto Romero, la obra está situada en la Buenos Aires de diciembre del 2001 y cuenta la historia de cuatro jóvenes amigos de una clase media venida a menos (interpretados por Yaiza Conti Ferreyra, Miguel Ángel Vigna, Gerardo Gerez y Matías Pellegrini Sánchez), que intenta sobrevivir a los tiempos que corren, a sus propias historias personales y al convulsionado vínculo que entablan entre ellos.

"Pienso mucho Canadá como una de amigos, de pibes. Los amigos, lo poderoso de ese vínculo y cómo es atravesado por otras vectores: el dinero, la identidad, el deseo. La crisis del 2001 entra, en principio, como metáfora. Pensar un momento bisagra de la historia desde el ámbito de lo íntimo/personal no es un procedimiento para nada original, pero me resulta particularmente atractivo. Cómo es que lo público y lo privado se imbrican. Hacer entrar la calle al living de casa, pero también sacar el living a la vereda. Eso nos habilitó discurso, quiero decir, la tematización de ciertos tópicos de manera directa. Instalar debate", señala Romero.

Respecto del contexto histórico en el cual se desarrolla la acción, el director rememora y, en relación a la obra, aporta una mirada desde el presente. "Recuerdo haber visto impactado un escrache a la casa de un diputado, en San Juan. La gente tirando piedras, huevos, rompiéndole todo, y yo andando en bicicleta, viendo eso que veía por la TV. Era un niño y todo eso me parecía muy tremendo. Es distinta la lectura que puedo hacer hoy, pero en la obra me interesaba pensar desde ese imaginario, desde ese impacto", cuenta primero el realizador, y luego agrega: "La crisis de 2001 es también un fenómeno fronterizo. Por un lado tiene una gran fuerza transformadora, se trata de una emergencia popular muy digna; al menos desde mi perspectiva histórico-biográfica. Por otro lado, fue un proceso rápidamente absorbido, fagocitado por el interés individualista propio de la clase media argentina. Esa fricción me interesa. En la obra, los personajes miran la crisis por TV, sus salidas son forzosas, jamás buscadas. Los "negros", las gomas, el coreano que llora en la puerta del supermercado mientras la gente saquea con desesperación. Son imágenes. No dudo que lo que queden sean más que imágenes (como de todo)".

Canadá se presenta todos los sábados a las 19:00 en el teatro Silencio de Negras (Luis Sáenz Peña 663, CABA).

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados