La it girl ejemplificó lo que vivió por sus trastornos alimentarios: "Cinco años sin menstruar. Caída extrema de pelo. Depresión y mal humor. No poder disfrutar NADA. Encerrarme sola. No ver gente"; Así vivió pese a lucir feliz

De manera repentina Candelaria Tinelli, la hija de Marcelo Tinelli con Soledad Aquino, apeló como siempre a las redes sociales, pero esta vez para una íntima confesión a modo de catarsis: contar su drama con la bulimia, enfermedad que padeció desde los 15 a los 27, asociada a un cuadro de anorexia. Cuando arrancó con su experiencia lo hizo apelando a otros jóvenes: “¡Abran lo ojos!”.

Desgarrador e impactante al mismo tiempo el testimonio, porque la familia Tinelli guardó el secreto de manera celosa, cuando se sabe que es una familia muy expuesta a los medios y más cuando Candelaria hizo de las redes sociales su lugar en el mundo para mostrar sus broncas para defender -según los casos-, a su familia y los animales. Ayer, sin embargo, decidió por primera vez abrir su corazón para compartir este flagelo.

Candelaria escribió un alegato para que “los adolescentes no persigan ideales impuestos sobre sus cuerpos”. Quizás esa bandera pueda explicar que ella se tatuara todo el cuerpo y lo mostrara sin pudor alguno. Algo necesitaba decir.

ADEMÁS:

Se develó el misterio: cuándo se presentará Luis Miguel en Argentina

Video | El recuerdo a Ricardo Fort, que hoy cumpliría 50 años

“No sé si es por que se acerca mi cumple y me pongo más sensible de lo que ya soy, pero sentía ganas de aprovechar la exposición (sin intención de que hagan notas), sabiendo que me siguen muchas adolescentes, para contarles un poco mi historia y dejarles un mensaje a los que lo necesiten. No quiero dar pena con esto”, arrancó la hija de Tinelli.

“Quiero que abran los ojos todas. Anorexia y bulimia desde los 15 hasta los 27. Pesando 10 kilos menos que hoy. Cinco años sin menstruar. Caída extrema de pelo. Depresión y mal humor. No poder disfrutar NADA. Encerrarme sola. No ver gente. Ataques de pánico y fobia social”, continuó Cande.

“Todo esto y muchas cosas mas, que realmente me arrepiento de que hayan existido. Perdí tantos momentos hermosos por esta enfermedad de mierd... que tomó mi vida por completo, que me pido disculpas a mí misma y a las personas que me rodean, que bien saben los malos momentos que los hice vivir. Gracias por sacarme de esto, les agradezco el amor y la paciencia, especialmente a mi papá y a Micaela (su hermana). Mi familia me salvó”, siguió la joven en su extenso texto.

Y finaliza con una súplica de quien sabe lo que es pasar un infierno con la enfermedad: “Chicas por favor, no caigan en esto. Instagram muestra cosas irreales, cuerpos que no existen. No se caguen la vida, en serio. ¡¡¡Es demasiado hermosa!!! Y todas somos hermosas. Con unos kilos de más, de menos. La vida es así, un día uno puede estar más flaco, o verse peor. No a estos extremos enfermizos que pueden terminar mal, al PEDO absolutamente”.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados