El Intruso ayer explicó que a su hija la rodea "un entorno nefasto que le sacó plata, que la está abusando, haciéndole grabar audios y videos. Se está usando y abusando de una chica de 19 años con problemas".

El miércoles por la tarde Natacha Jaitt y su hermano contaron públicamente que Jorge Rial había internado a su hija en una clínica psiquiátrica y lo acusaron de no solo haberla abandonado, sino que difundieron un audio de la propia Morena pidiendo ayuda desde el interior de la Clínica.

Ante estas revelaciones, llegó el turno de que Jorge Rial, desde su programa, cuente su verdad y así lo hizo ayer. Primero, Rial reveló que Morena estuvo “a punto de perder la vida” a causa de una úlcera de tres centímetros que le provocó la pérdida de más de dos litros de sangre. Por ese motivo estuvo internada una semana en el Sanatorio Finochietto.

Y luego remarcó que la medida de trasladarla al Instituto de Neurociencias de Buenos Aires no fue una decisión de él, sino de los médicos y psiquiatras del sanatorio a causa de que a Morena “la vieron en un momento muy delicado de su vida”.

“Es imposible que yo la interne porque es mayor de edad. Obviamente, tuve que firmar yo porque soy el padre. Y lo avalo, más allá de que no lo haya pedido porque no puedo hacerlo: si hubiera podido pedirlo, lo hubiese hecho porque es mi hija y la quiero salvar”, dijo Rial, que contó que los médicos decidieron la internación de su hija a través del accionar del Juzgado Civil Número 76.

El conductor aseguró que su hija “está maleable y cualquier la puede manejar” y por eso le apuntó directamente a “un entorno nefasto que le sacó plata, que la está abusando, haciéndole grabar audios y videos. Se está usando y abusando de una chica de 19 años con problemas”’, remarcó. Y sin nombrarlos, volvió a apuntar a Ulises y Natacha Jaitt y los tildó de “hermanos nefastos que viven de la extorsión, de los servicios” y les pidió “que se callen, que guarden silencio, que se preocupen por su salud, por su familia, que miren para adentro”. “Acá no se metan”, les advirtió Rial.

Después de ese descargo, en las redes se viralizaron audios muy duros de Jorge Rial donde le habla en términos muy crudos a su hija. “La verdad Morena te juro te di todo, te operaste, no te cuidaste. Preferís ir a Córdoba a estar con esos vagos de mierda. Estoy podrido. Te comieron la cabeza, pero se acabó esto. Me harté de la vida, me harté de todos. Todos se van a ir a la mierda. No va a quedar uno hijos de mil putas”, le grita el conductor quien en el programa dejó entrever que esos audios son conseguidos por el entorno de Morena para perjudicarlo. Sigue el escándalo.