Medalla de Oro en forma consecutiva en 2018 y 2019 en los Juegos Bonaerenses, la pareja logró el reconocimiento de los viejos tangueros, que resaltan un 2x4 tradicional y los ven como sus herederos.

Es el hábitat que los cobija día a día. Barras, espejos, parlantes, equipo de música son testigos del esfuerzo cotidiano de dos adolescentes matanceros, que sobre un escenario disfrutan de la danza, pero también provocan que el público reconozca semejante muestra de talento con el aplauso y la ovación.

Agustina Vega, de 13 años y Gabriel Rodoni, de 15, son dos bailarines de San Justo, alumnos de Juliana Bernardi, pero ya son Agustina y Gabriel, sin apellidos, porque se han convertido casi en una marca registrada.

Se podría decir que están descubriendo la vida, llegan desde el esfuerzo de sus mamás solteras, llegan desde un ámbito humilde, en el que nada es fácil, pero nada los detuvo y nada parece poder separarlos cuando un tango suena. En el Bernard’ance (Balbastro 4492, de San Justo), se superan día a día.

ADEMÁS:

Continúa la entrega de las tarjetas AlimentAR

Agustina se anima enseguida y se abre a la charla, mientras que Gaby se toma su tiempo para vencer cierta timidez. Llevan siete años juntos y Agustina elogia a su compañero: "Yo conozco su marca para llevarme en lo que es la improvisación, es muy virtuoso".

La competencia también es parte de la vida de los chicos matanceros. Es que en 2018 y 2019 ganaron la medalla de medalla de oro en los Juegos Bonaerenses, en Mar del Plata, en la disciplina Pareja danza tango Sub 15, luego de haber prevalecido en las etapas locales y regionales.

"En 2018 ganaron con Quejas de Bandoneón, en la versión de Osvaldo Pugliese, y en 2019 esa coreo la dejamos por si había necesidad de desempate. Pero la primera coreo no se pudo tener en cuenta por el mal estado del piso. El jurado se dio cuenta y pidió que se lo limpiara y que haya una segunda vuelta. Ahí la rompieron con Quejas de Bandoneón", explica la profe. Y Gabriel, apunta: "Se festejó más el primero, ya que era la primera vez en 2018 que competíamos". A su vez, Agustina refleja que "se manejó bien, pese a que teníamos mucho miedo. En la segunda coreo todo fue mejor porque el piso no era de lo mejor, me patinaba. Pero ganar no me lo esperaba, lloré mucho".

A todo esto, la profe, Juliana se acepta la invitación para definir a cada uno de sus alumnos. "Agustina es muy obediente y responsable. Si le decis a tal hora hay que ensayar, ella está antes lista para hacerlo. Le haces una corrección y pese al virtuosismo que tiene, la acepta. Hace años que está en el estudio, hace varias disciplinas, más allá del tango. Ella sabe aceptar las sugerencias, es humilde y de perfil bajo", define Juliana.

Y sobre Gabriel, entre risas, afirma: "Es muy bueeeno. Aprende, aunque es un poco vago", y añade: "Empezó desde muy chiquito en el estudio, fue nuestro primer alumno de tango. Gaby pasó de bailar con señoras grandes, a bailar con nenas más chiquitas que él, hasta estar con su compañera. No tiene problemas de bailar con una virtuosa, como su compañera, o con una que recién se inicia. Gaby hace bailar a cualquiera".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados