El 10 fue intervenido del sangrado en el estómago que le provocó una hernia hiatal en un by pass gástrico. El procedimiento médico salió como estaba previsto y hoy ya le darían el alta

La sorpresa fue quién acompañó al crack a la clínica... Al final Diego Maradona se decidió y fue operado anoche en la Clínica de Olivos, donde estuvo acompañado por Verónica Ojeda. Lo intervinieron de un sangrado que se le provocó en una hernia hiatal que tuvo en uno de los by pass gástricos que se hizo en Colombia. Diego venía desde hace algunos meses con un dolor en el estómago que no lo dejaba descansar y alimentarse de la mejor forma.

Cuando se hizo los chequeos que le pedía la Federación Mexicana para trabajar en ese país, le descubrieron ese pequeño sangrado que debían cerrar antes de regresar a Sinaloa. La operación duró apenas una hora y el Diez quedó internado y, si todo sigue como tienen previsto los médicos,hoy le darán el alta y podrá regresar a su casa. Maradona quiere cuanto antes volar a México y desde su entorno indican que a más tardar el martes o miércoles podría estar viajando para hacerse cargo de Dorados.

Sin embargo en las últimas horas apareció el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien dijo que le gustaría tenerlo como entrenador de su selección por lo que habrá que ver cuál es su decisión final. Diego llegó a la clínica pasadas las seis y media de la tarde. Acompañado por sus hermanas y por ¡Verónica Ojeda! Sí, según la información a la que accedió DIARIO POPULAR, Verónica fue quien estuvo al lado del padre de su hijo.

Diego y Verónica ya vienen de varios días de muy buena relación. Ella le llevó a Dieguito Fernando a la casa del Diez en Nordelta, algo que nunca había pasado ya que siempre eran los hermanos de ella los que se encargaban del encuentro.

Diego está en un momento donde privilegia el amor y Verónica es una de las mujeres que lo quiere de verdad y de esta manera está más cerca de su hijo. Fue el 4 de enero cuando Diego estuvo en el centro de la escena ya que alertó a sus fans por un rumor que indicaba que había sido internado de urgencia por un sangrado estomacal. Sin embargo Diego dejó la clínica unas horas después en medio de una marea de periodistas, camarógrafos y fotógrafos.

Un poco más tranquilo, Diego fue quien habló con la prensa y dijo: “Fui a la clínica a hacerme resonancias. Los boludos son como las hormigas, están en todos lados. No pasó nada, pero el amor no cambia, todos me desearon lo mejor. Voy por la revancha con Dorados”, dijo.

Y agregó: “Con la sonrisa que me arranca mi nieto,el hijo de Diego, con toda mi familia completa, no puedo estar mal. Entré ala clínica con 59 años y salí con 50. Espera los estúpidos de siempre, pero ya me río. Me vienen a buscar, yo no voy a tocarles el timbre”.

ADEMÁS:

Reto para Bielsa en el Leeds tras el espionaje a un rival

Campuzano: "Llego al club más grande de Argentina"

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados