Karadagián, el humilde porteño de ascendencia armenia, hizo de su nombre el sello de un fenómeno que gozó de 26 años de aire: "Titanes en el ring".

Este viernes se cumplen tres décadas del fallecimiento de Martín Karadagián, creador y protagonista de “Titanes en el ring”, el primer show televisivo y cinematográfico de lucha libre del país que se convirtió en su legado y en un éxito comercial sin precedentes.

Karadagián, el humilde porteño de ascendencia armenia, hizo de su nombre el sello de un fenómeno que gozó de 26 años de aire desde que se emitió por primera vez en 1962 por Canal 9, y que, luego de algunos intentos fallidos por reflotarlo, regresó con un formato actual que promete no abandonar su esencia.

El camino de Karadagián hacia su condición de ídolo se remonta a la década del '40, cuando después de años de hacer changas y trabajar en una carnicería del barrio para aportar lo suyo a un hogar empobrecido que compartía con su padre armenio y su madre española, puso un pie dentro del icónico estadio Luna Park del bajo porteño.

Embed

Allí, con su contextura inesperada pero llamativamente pequeña en relación a sus colegas pero dejando salir sus dotes actorales, logró hacerse un lugar entre el equipo de “catch” que entrenaba en el lugar, liderado por “El Hombre Montaña” y el polaco Karol Nowina, y en cuestión de años se transformó en uno de los más reconocidos de ese circo impostado de lucha.

Mientras duró esa experiencia, el “Titán” no solamente empezó a fascinarse y soñar con los primeros esbozos de lo que sería su espectáculo definitivo, sino que en 1957 trasladó su interpretación al cine, con el drama de Iván Grondona “Reencuentro con la gloria”, en el que encarnaba a un luchador en plena decadencia.

Pero además, en 1961 le llegaría una oportunidad que significó el puntapié del resto de su carrera: Alberto Olmedo y su entrañable, famoso y entonces recién llegado Capitán Piluso lo desafiaba para combatir en el ring en la “Pelea del Siglo”.

ADEMÁS:

Gustavo Cerati: está disponible el documental de "Ahí vamos"

El evento, que tuvo lugar el 12 de noviembre y tuvo como ganador a Olmedo con la ayuda de su compañero, Coquito, gozó de una amplia difusión en la televisión argentina y finalizó con un ofrecimiento de contrato para Karadagián, que un año más tarde vería condensado en la concreción de su gran idea, con la primera emisión de “Titanes en el ring”.

Así, él mismo, la “Momia Blanca”, el “Caballero Rojo”, el “Ancho” Rubén Peucelle, Pepino, Benito Durante y el “Hombre Vegetal”, por nombrar solo algunos del listado, tomaron los roles protagonistas de un show que, a pesar de su concepción como un programa para adultos que se transmitía los sábados a la noche, se volvió rápidamente atractivo para el público infantil, maravillado por las máscaras, los disfraces y la narrativa bizarra de buenos contra malos.

Embed

Con un carisma implacable y recordada profesionalidad, Karadagián llevó adelante su ciclo saltando también al Canal 11 y al 13.

Hasta su última emisión en 1988, el programa también tuvo sus adaptaciones en el cine con la diferentes comedias. Pero para ese momento, la salud de Karadagián ya comenzaba a debilitarse luego de que en 1983 comenzara a sufrir desmayos producto del estrés laboral, y un año más tarde debió someterse a la amputación de su pierna derecha a raíz de un infarto.

Ayudado por un trípode y oficiando de jurado, el “Titán” se negó a rendirse y abandonar su creación, y tres años más tarde, el 27 de agosto de 1991, murió a los 69 años víctima de un edema pulmonar.

Fuente: Télam.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados