En un entorno paradisíaco, lejos de las presiones laborales, de los medios criollos y de los paparazzis, la pareja habría decidido hablar acerca de sus diferencias y acaso volver a darse una nueva oportunidad en el amor.

Muy lejos de los medios vernáculos, Silvina Luna y el Polaco ya se encuentran en México reconciliados. No estaba planificado, pero la piel pudo más. Y juntos y en un paraíso... el camino a la reconciliación se hizo más fácil. En las redes sociales a ella se la vio subiendo fotos con un cuerpo muy sexy en las playas de Cancún y él subió imágenes con amigos rumbo a esas playas paradisíacas.

La pareja terminó mal a mediados de febrero. En verdad, la relación entre los dos nunca fue muy férrea. Se peleaban mucho y las reconciliaciones eran muy fogosas y volvían a pensar en la convivencia. Luego planearon una pareja con camas separadas. Es decir, que cada uno conservara su lugar.

Probaron de todas las maneras y nunca funcionó. Para los dos terminó el Bailando por un Sueño y las cámaras se posaron en otros personajes. Los dos optaron luego por mantener un perfil más bajo.

Las versiones de una posible reconciliación comenzaron desde la web de Televisionbajocero.com al confirmar el dato certero de la estadía de los dos en Cancún. No sería raro un reencuentro. Tras la ruptura ninguno se mostró con novio oficial. El cantante viajó en plan de trabajo y de Luna poco y nada se sabe.

En marzo pasado, el Polaco explicó los motivos de la separación: “Estuvimos mucho tiempo culo y calzón. O sea, de trabajo en trabajo, y eso desgasta un poco la pareja. Pero todo bien, cada uno por su lado, en su mundo, y tranquilos”.

LEA MÁS:

El Polaco aclaró expresamente que en la relación “no hubo terceros en discordia en el medio. Nada. Sólo fue el desgaste de la pareja, que pasa en las mejores familias”.

Antes de la ruptura la pareja tenía organizado un viaje a Europa que quedó suspendido. Silvina se fue unos días con amigas a Nueva York mientras que el Polaco planea viajar a Miami con sus hijas Sol (10) y Alma (4). El cantante se encargó de despejar las dudas que se sembraron de una posible vuelta con la madre de su segunda hija, Valeria Aquino o incluso alguna infidelidad con ella.

Luna, en cambio, tras la ruptura eligió el silencio y el refugio en amigas y viajes. En el verano, en Carlos Paz, la modelo pudo combinar trabajo y amor. En las redes sociales había escrito “verano explosivo” en alusión a la obra en que trabajó, llamada Explosivos, con Florencia De la V y quien fuera su novio. Lo que iba en camino a un supuesto afianzamiento de la relación, se convirtió en una pesadilla. Dicen que dicen que ella no habría tolerado las salidas del Polaco, quien tiene fama de Don Juan.

Pero, al parecer, el tiempo sanó las heridas.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados