Mientras la teve pública suma a históricos y consagrados, el resto de las señales apela a un staff numeroso y coberturas especiales. En los estilos puede estar la clave que defina el interés del público

Obsesivo en tal sentido, el comentarista admite que tal actitud colaboró para ganarse credibilidad en el público, con argumentos. “Después del partido me encerraba con un operador en el control y volvía a mirar la imagen, para atrás. para adelante. Me enseñaron muchas cosas. Supe así que si una camiseta se infla un poquito es porque en algún lado se agarró”, explica.

Frío vs. Ilusión

Después de evaluar, Paulo Vilouta decidió quedarse y transmitir algunos partidos desde Buenos Aires. “Ya no tengo tanta euforia por hacerlo, pero la pasamos bien. Todo depende de cómo le va a la Selección. El día que Argentina queda ‘out’ tenés ganas de apretar un botón y volverte a tu casa. Fui a muchos. El que más disfruté fue México 86, pero trabajé desde acá. Tenía 18 años. Estuve en Sudáfrica y me ilusioné con el mix Diego y Messi, pero no se dio. También en Brasil. Yo en los mundiales me enchufo y los quiero a todos, pero éste es un grupo muy distante y frío. Hay chicos muy educados como Biglia y Masche, pero cuando están en grupo se ponen de otro modo. No tenemos llegada a ellos”, describe.

“Obviamente que las críticas o el halago llegan, pero la realidad es que uno tiene que tratar de hacer bien las cosas y no pensar tanto en lo que se dice, porque siempre habrá gente que esté de acuerdo y quien no”, explica Cavenaghi, como un experto dentro del equipo, pero a partir de su nueva función. Entusiasmado desde Telefé, el delantero espera pasarla bien. “Informar mejor y por supuesto el objetivo es que al canal y a la Selección les vaya bien”. En relación al juego cree que “Siempre hay un plus con los jugadores argentinos. Dios quiera que volvamos con la copa del mundo”.

LEA MÁS:

A Luis Novaresio le toca de manera indirecta seguir de cerca el torneo, desde los estudios de La Red. “Si bien no formo parte del equipo del deporte, te empezás a contagiar y ponerle mucha onda. Soy menos futbolero pero me gusta mucho el mundial. Me hubiera encantado ir a Rusia, pero me hubiese sentido un caradura porque soy el menos indicado. Si Argentina llega a la final me gustaría estar allá”.

En la cuenta regresiva a De Paoli le tocó lidiar con la doble función de relator y DT. “En mi tarea trato de conocer a los rivales como si los enfrentara”, explica quien pasó por Defensa y Justicia como ayudante de campo y acaba de lograr que Real Pilar, en primera D, conserve la categoría en su primer año de vida. “Me resulta más sencillo hacer informes preliminares como relator del mismo modo que cuando me enfrento a rivales de turno”, cuenta quien no descarta dejar el micrófono definitivamente por el buzo. También su experiencia sirvió a la hora de emitir juicios de valor. “Soy muy mesurado a la hora de dar una opinión sobre un futbolista porque lo fui y sé de las dificultades que vivís. Como jugador me enojaba mucho con la prensa. Me he preguntado por qué dejé el juego tan joven, hoy desde algún lugar empiezo a entender cómo suceden las cosas”. La adulación por Messi, dista de una amistad y lo aclara. “No tengo relación con los futbolistas, algunos creen que soy amigo de Messi, yo no lo conozco, ¿me gustaría conocerlo? Por supuesto como también a Iniesta porque soy amante del fútbol”, comenta y se ilusiona: “Espero que el Seleccionado haga un buen mundial. No voy con la premisa de salir campeón. Voy como cada relator y me siento un privilegiado de estar en este evento”.

Del “usteo a la amistad”

Tanto Macaya Márquez como Benedetto, coinciden a su modo en relación al vínculo con los futbolistas. Si Marcelo Palacios aún recuerda las disputas entre periodistas y Passarella y su salida con Tevez en Alemania (ver recuadro) el señor record mundial destaca la prudente distancia con los deportistas.

“Una vez Cacho Fontana me dijo: ‘Vos inventaste el usteo, tratás a todo el mundo de usted’. Y lo hago porque pongo a todo el mundo distancia. Para uno y para el otro. El sabe que soy un periodista que lo va a juzgar y yo sé que haré lo propio con la mayor lealtad y mayor conocimiento”, dice. En tanto Marcelo, con el contacto obligado de cubrir campo, se suma. “Me considero alguien que intenta hacer su tarea de manera descontracturada, buena parte de las relaciones que tengo es porque nunca pasé a la irrespetuosidad. No me gusta decirle a un jugador ‘sos un desastre’, sí ‘jugaste un mal partido’. Lo que no significa decir que los otros lo hagan esté mal. Uno puede tener una relación más cercana, pero no de amigo. Igual, a un amigo le podés marcar cosas buenas y malas”.

LEA MÁS:

Entre los consagrados

“Me avalan los editoriales que he hecho”, dice Alejandro Fantino, uno de los más críticos del Seleccionado, pensando a futuro. “Sampaoli no entiende que no está para jugar mano a mano con las potencias. Si enfrento a España en un Mundial, yo cruzo un micro en el arco, cierro los vidrios y que el genio de Messi frote la lámpara”. “Los puntos fuertes de nuestro equipo son los jugadores, pero la solidez defensiva será clave”, pronostica Cavenaghi. Macaya se permite hacer un reconocimiento del 7’8 y el ‘86, como los equipos que destaca. “Como espectador, Holanda del ‘74 fue el mejor equipo que vi. Alemania siempre juega bien, nosotros decíamos que eran potencia y velocidad, pero no es así”.

El máximo referente de Fútbol de Primera se anima a evaluar más allá del juego. “Casi sin excepción, todos los gobiernos utilizan el éxito deportivo a favor de sus políticas”. Macaya Márquez alude al balcón de la Rosada, pero también a Putin. “¡Mirá si Rusia sale campeón! Yo no creo, pero la propaganda que representaría mostrar al país en tal circunstancia. El Mundial es una inversión tremenda”, reflexiona, “de alguna manera es un indicativo del dinero que mueve el fútbol, un campeonato del mundo. No es la venta de entradas nada más, es la venta de los derechos, más sponsoreos”, concluye el periodista más mundial. En cuatro días podrá vislumbrarse semejante cosecha.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados